LO NUEVO

CÓMO LIDIAR CON LAS HEMORROIDES EN EL EMBARAZO


Dar a luz es una tarea laboriosa, requiere mucho esfuerzo y te deja con la energía en 0% e incluso menos, te da un regalo hermoso, pero te deja unas cuantas complicaciones, los kilos de más, estrías, hinchazón en los pies, dolor de senos y una molestia terrible al orinar, y como cereza del pastel, las hemorroides.

Muchas mujeres sufren de hemorroides durante su embarazo, e incluso después del parto, pueden ser dolorosas o solo molestas, esta condición causa que las venas de la parte inferior del recto y del ano se inflamen y causen molestias, estas pueden ser tanto internas como externas, a la hora de evacuar pueden salirse de su lugar y mostrarse fuera del ano, haciendo que se irriten aún más. Consulta con tu médico si sientes que algo no está bien en esta zona. 


¿Por qué salen hemorroides durante el embarazo?

Al estar embarazada, tu útero aumenta de tamaño y hace presión sobre las venas del recto y el ano. El aumento de tamaño del útero provoca aumento en la producción de progesterona, esta hace que las paredes que cubren las venas se relajen, lo que las hace más susceptibles a la inflamación e hinchazón.

El embarazo también hace que el flujo de sangre aumente, haciendo que las venas se agranden lo cual hace que sean más susceptibles a desarrollar hemorroides, las hormonas del embarazo pueden afectar el sistema digestivo, puede ralentizar el movimiento de los alimentos en el tracto digestivo, lo cual aumenta las probabilidades de sufrir estreñimiento, lo que provoca hemorroides, otros factores que pueden desencadenar un brote de hemorroides:

1. Estar mucho tiempo de pie o sentado.

2. Puja y se esfuerza mucho al evacuar.

3. Subir de peso en el embarazo.

4. No consume suficiente fibra.

5. La diarrea.

6. La obesidad.

7. Levantar objetos demasiado pesados.


Las hemorroides en los embarazos son tan frecuentes como los antojos y a pesar de ello no deja de ser una situación angustiosa, los síntomas que puedas llegar a presentar pueden variar dependiendo de cómo sean las hemorroides que tienes.


Hemorroides externas

1.Dolor e incomodidad

2.Hinchazón alrededor del ano

3.Picazón

4.Irritación

5.Heces con sangre


Hemorroides internas

1.Dolor al evacuar

2.Sangrado al evacuar

3.Pilas sobresalientes

4.Picazón

5.Irritación


Las personas con hemorroides externas deben evitar hacer esfuerzos al defecar, ya que al hacerlo pueden generar unas almorranas trombosadas las que contienen coágulos de sangre, sus síntomas incluyen:

1.Dolor al sentarse o caminar

2.Sangrado

3.Inflamación

4.Dolor con una masa dura alrededor del ano



Cómo evitar las hemorroides durante el embarazo


1.Consume alimentos ricos en fibras.

La fibra ayuda a prevenir las hemorroides, ya que normaliza en grandes cantidades el proceso de evacuar, aumenta y suaviza las heces lo que hace más sencillo y menos doloso al momento de evacuar.

Para los amantes de las frutas, la banana, las naranjas, las manzanas, los mangos, las fresas y las frambuesas son una excelente elección.

Para los amantes de las verduras, las zanahorias, la remolacha, el brócoli, las espinacas y la mayoría de las verduras de colores oscuros contienen buenas cantidades de fibra. Con los cereales tienes una infinidad de posibilidades cuando se trata de aumentar la ingesta de fibra.


2.Ejercicio

Los ejercicios Kegel no solo fortalecen el suelo pélvico y sus músculos, también ayuda a mejorar el flujo de sangre en el área del recto, asegúrate de contraer los músculos correctos al ejercitarte, sería de gran ayuda recibir orientación por un profesional que te pueda guiar para hacerlo de manera correcta.


3.Ten una higiene impecable

Al no limpiarte o lavarte bien después de defecar puede causarte hemorroides, asegúrate de quedar correctamente limpia después de ir al baño, ya sea que te limpies con papel, toallitas húmedas, o te lavas con agua tibia, mantén tu área anal lo más seca que puedas, así evitarás problemas mayores.