LO NUEVO

TÉCNICAS MILENARIAS PARA TRATAR CON PERSONAS DIFICILES


Personas difíciles hay como granos de arroz. Muchas veces hay que lidiar con ellas y no sabemos cómo actuar correctamente, manteniendo un límite y sin ser groseros. Puede que vivas esto en tu vida diaria o esporádicamente, sea cual sea, aquí te enseñaremos 5 maneras de enfrentarlas con sensatez y elocuencia.


5 TÉCNICAS MILENARIAS PARA TRATAR CON PERSONAS DIFÍCILES 


1. Sé respetuoso. No importa si no es amable, sigue siendo una persona que debe ser tratada con respeto como cualquier otro ser humano, mostrar hostilidad, ira o molestia solo hará empeorar por completo la situación.


Como hacerlo:

- Decir buenos días/tardes/noches. Aunque no haya respuesta de su parte, tu cumples con ser educado y respetuoso, con esto puedes demostrar poco a poco que tienen una idea equivocada de ti.

- Busca una virtud. Esa persona puede ser poseedora de virtudes maravillosas las cuales aún no han sido vistas por ti, al hacerlo puedes cambiar un poco la manera en la que ves a esa persona.

- Toma en cuenta su potencial. Puede ser una persona difícil de tratar y con una personalidad terrible, y a pesar de ello, hace su trabajo pulcramente, tiene buenas ideas o se desarrolla magníficamente bajo presión, que sea insoportable no quiere decir que no tenga cualidades útiles para su ambiente.

- Se consciente de tus defectos. Juzgar y notar los defectos de terceros es más sencillo que autoevaluarse, cada mañana cuando despiertes recuerda todas las cosas buenas de ti, y las malas también, sepa que tiene muchas cosas que mejorar y un largo camino por recorrer, que los arboles no crecen de la noche a la mañana, saber qué haces mal te ayuda a empatizar con los demás.


2. Sé empático. Muchas personas no han aprendido a gestionar correctamente sus emociones y como expresarlas con objetividad. Claramente eso no justifica comportamientos inadecuados, también pueden estar pasando por una situación complicada pudieron haber tenido un mal día, haber recibido una mala noticia, o cualquier situación que lo haga sentir sensible y estar a la defensiva. No te tomes sus acciones de forma personal.


3. Mantén la calma. Cuando se trata de una persona complicada, mantener la calma es la clave del éxito, mantén bajo control tus ganas de gritar, ofender, golpear y mandar lejos a esa persona, la violencia es inaceptable a menos que sea en defensa propia, todos están en derecho de defenderse. 

Mantenerse en calma y positivo te ayudará mantener tu estilo de vida saludable, las personas con malas actitudes tienden a tener hábitos poco saludables como fumar, consumir alcohol descuidadamente, comer en excesos o dejar de comer.


4. No te dejes afectar. Al pensar constantemente en esa persona y en lo que hace, en cómo se comporta contigo y con los demás solo te torturas, alejas tu tranquilidad y tu felicidad. 

Perder el enfoque de las cosas importantes te hace sentir agotado con el tiempo, no te dejes afectar por terceros, por lo que dicen o hacen, solo tú puedes darle sentido a tu vida, tu eres la prioridad, solo debes enfocarte en ti y en recorrer el camino que deseas.


5. Ignora si es necesario. No estás obligado a lidiar con nadie, si has intentado de todo para llevar la fiesta en paz, no te preocupes, ignora a esa persona, habla lo necesario y no te des mala vida, si la persona no se propone cambiar no debes permanecer cerca de ella si no lo deseas, lo más probable es que no cambie y estás remando tú solo para mantener la paz. 

Lo más importante es tu salud mental, si esta se ve afectada por esa persona, aléjate tanto como puedas, mantén tu paz y tranquilidad por encima de cualquier relación.