LO NUEVO

CÓMO ENFRENTAR TU MIEDO DE PERDER A TU SER AMADO


Cuando se ama siempre hay un factor que te causa un poco de ansias en algunos momentos de la relación, amar y ser amado podría considerarse el nirvana par muchas de las personas que lo han vivido, a pesar de ello, algunas veces se ven problemas en el paraíso. 

El perder a tu ser amado causa un vacío y un dolor asfixiante, claramente cada persona sufre su dolor de maneras distintas, pero todos coinciden que es un dolor de lo más cercano a la muerte.


El miedo a esta pérdida es algo casi paralizante, nunca sabes que pueda pasar hoy o mañana cuando vives con esa incertidumbre, lo que debes saber es que tienes que aprenderá vivir con ello, esfuérzate por tu amor y da todo de ti, si llega a suceder lo innegable puedes tener claro que diste hasta lo que no pudiste por mantenerlo a flote y floreciendo.

El preocuparse demasiado por estas cosas puede llegar a herir a tu pareja, si no estás viviendo el presente por temor al futuro solo estás cavando una tumba profunda para su amor. 

En la vida nada es más seguro que la muerte, las estaciones cambian, las hojas se caen y crecen flores, las personas envejecen y mientras lo hacen van cambiando, cada día se aprende algo nuevo, por más mínimo que sea llega a cambiar un poco la consciencia y la visión de las cosas, sabiendo eso podemos entender que nada permanece igual para siempre, dependerá de cada persona si se adaptan o se reúsan al cambio.


Conoce tres opciones legitimas para enfrentar tu miedo:

1. Aprende a ser feliz

Puede sonar muy abstracto, pero si no eres autosuficiente y no puedes continuar tu vida sin esa persona debes sentarte a evaluar varias cosas, si te estas volviendo dependiente hasta tal punto realmente no es una buena señal, ni para tu progreso personal ni para el progreso de su relación.


Dedícale tiempo a tus hobbies, sal con tus amigos, ten citas contigo mismo en lugares nuevos, persigue nuevos sueños y disfruta lo que te brinda el mundo, que tu pareja sea tu persona favorita no significa que debas abandonar tu vida, debes encontrar tu camino, porque si llega el momento de acabar su relación la recuperación será cien veces más caótica, avanza por ti y para ti.


2. Concéntrate en lo que si puedes controlar.

Así como no puedes controlar el clima hay muchas cosas que no podrás mantener bajo tu control y que a pesar de que las planees casi a la perfección pueden salir de la manera más inesperada.

Un claro ejemplo son las enfermedades terminales, lamentablemente muchas personas padecen de ellas y muy pocas se recuperan exitosamente, muchas veces no importa que tantos tratamientos, medicamentos o terapias intentes, solo agotan más a la persona en lugar de aliviar su malestar, estas personas suelen intentarlo todo para sanar y llegan a un punto en el que lo hacen para ofrecer consuelo a sus seres queridos cercanos, es un gran ejemplo ya que no importa cuántas cosas quieras intentar, si no escuchas los deseos de tu pareja solo la agobiarás y agotarás.

Concentra tu atención en lo que realmente puedes hacer, en los pequeños detalles, en la atención diaria, en planear citas y regalos sorpresas, cosas que te llenen a ti tanto como a tu pareja, hablen de sus planes y disfruten cada día como un regalo.


3. Comunícate correctamente

La comunicación en una relación es fundamental, si tú no te estás hablando de cómo te sientes y te comienzas a comportar diferente esto causará confusión a tu pareja lo que podría generar un malentendido e incluso problemas a corto o largo plazo.

Tenga la confianza suficiente en su pareja como para contarle que es lo que le asusta o lo que le hace sentir tal preocupación solo así podrán encontrar una solución para no arruinar su relación, no puedes ni deberías perder la cabeza por el miedo, no te hace bien y mucho menos a tu pareja, piensa con cabeza fría y habla amablemente, no le des largas innecesarias al asunto.