LO NUEVO

COSAS A LAS QUE NO DEBES RENUNCIAR POR UNA RELACIÓN


Estar en una relación conlleva mucha responsabilidad, debes apoyar, animar, alentar y empujar hacia adelante a tu ser amado, algunas veces hay que tomar decisiones importantes para dirigir adecuadamente el rumbo de la relación, sin embargo, hay cosas que no deben desaparecer de tu vida para que tu relación pueda funcionar.


Cosas que no debes sacrificar por tu relación.

- Tu libertad. Que tu pareja quiera privarte de tu libertad o quiera controlar tus salidas y llegadas es razón suficiente para terminar la relación, las personas controladoras no son las más ideales como pareja, si no han resuelto sus problemas y no han tratado sus traumas infantiles puede llegar a ser una persona peligrosa.
 

Esto no significa que no sea merecedor de amor y atenciones, solo que el proceso de sanación para estas personas se debe conseguir por mérito propio, tener una relación no les resolverá nada. Tampoco debes privarte de tu libertad por voluntad propia, si no estás seguro y no estás cómodo en una relación tienes la libertad de hacerlo en cualquier momento.

- Tu personalidad. Esto se puede interpretar de muchas maneras, el ser humano está lleno de defectos, hay cosas que deben ser mejoradas, y las mejoras son un cambio, el ser humano nunca sigue siendo el mismo, evoluciona poco a poco y es completamente cambiante con la mayoría de las cosas, a lo que nos referimos es a tus gustos, si tu pareja quiere que te pongas ropa que no te gusta, no tiene en cuenta lo que quieres y no respeta las cosas que te gustan, no debes tolerarlo. 

Tu pareja no puede ni debe decidir sobre ti cuando te ti mismo se trata, si no está de acuerdo contigo en cuanto a las cosas que te gustan fácilmente puedes separarte y encontrar a otra persona que te quiera tal y como eres. Como te dijimos, hay cosas que pueden necesitar mejoras, pero más que para tu relación deben ser para tu propio bienestar.

- Tu felicidad. Si con la persona que estás no te hace sentir feliz, pleno y cómodo ahí no es, no sirve de nada que estés en una relación donde siempre estás preocupado, triste, enojado, llorando y estresado porque no te respeta y no te valora. 

Si no alimenta tu autoestima y tus ganas de vivir no es la persona para ti, tu felicidad es más importante que cualquier persona, una persona que no está completa solo te arrastrará hacia el pantano, no aceptes malas vibras y malos tragos de personas que no aportan absolutamente nada bueno a tu vida.
 

Si piensas que no puedes dejar a esa persona solo porque en el pasado fue muy buena y nunca te lastimó, te equivocas, no le debes nada solo por hacer lo que tenía que haces, no puedes tener expectativas tan bajas al momento de tener una pareja. Siempre hay alguien mejor.

- Tus sueños. No deberías renunciar a lo que quieres ser o a lo que quieres tener en un futuro solo porque tu pareja no está de acuerdo y no te apoya, no importa si tienen sueños distintos para el futuro, como tu pareja debe brindarte su apoyo y alentarte a continuar. 

No debes dejar tus estudios, tu trabajo, tu familia o las cosas que aprecias y quieres para el futuro solo porque la persona más cercana a ti te desanima. Cabe destacar que si tus sueños están altamente involucrados con situaciones que pueden dañar a otras personas te recomendamos que visites a tu terapeuta de confianza para hablar de esto adecuadamente.

- Tu paz y tranquilidad. Si tu pareja en lugar de salvarte del caos, te sumerge en él, es momento de que abandones rápidamente esa relación, si vives con los nervios de punta todos los días puedes llegar a enfermarte física y mentalmente, el agotamiento puede acabar contigo, no te mortifiques y sacrifiques por personas que no se preocupan realmente por ti.


- Tus relaciones. Tener una pareja no significa que tengas que dejar de salir y ver a tus amigos o mucho menos a tu familia, no puedes estar con alguien que quiere condicionarte y que controla con quien te relacionas, antes de ser la pareja de alguien eres un individuo independiente, nadie puede ni debe controlar lo que haces y como lo haces.

Si tienes una pareja, asegúrate de que cumpla con tus expectativas y que sea lo quieres y necesitas, no puedes estar perdiendo el tiempo con personas que no aporten ni un grano de arena a la playa de tu crecimiento.