Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

10 MANERAS PARA AUMENTAR TU AUTOESTIMA


Es hora de darle un empujón a tu estima y darte cuenta que eres una creación maravillosa, hermosa, única y talentosa, que merece una vida llena de amor de ti mismo y de todos los que te rodean. 

Es normal sentirse, a veces, deprimido, solo, triste o con ganas de rendirte, pero lo que traemos a continuación te ayudará a dejar eso atrás. Así que adelante, lee esto y ¡dale ese empujón a tu autoestima!


1. ELÓGIATE A TI MISMO

El amor que das el mundo tiene que venir de algún lugar, ¿no? De tu interior, así que ha practicar el amor propio que mereces porque no puedes dar lo que no tienes, ¿verdad?

Una buena forma de empezar a hacerlo es con una práctica llamada "trabajo de espejo". ¿Listo? Ve hacia tu espejo y felicítate: es tan simple como eso. Elógiate por cualquier cosa, tu cabello, tus ojos, tu sonrisa, lo bien que lo hiciste hoy, por la pequeña o gran victoria que obtuviste hoy, porque eres una persona auténtica, porque pueden confiar en ti, en fin, la lista es larga pero aún no lo sabes. ¡Ve y hazlo!


2. DEJA DE COMPARARTE CON LO DEMÁS

Sé  fiel a quién eres y continúa aprendiendo con todas tus fuerzas. Eres una pieza única del Universo y nuestro mundo es un gran rompecabezas lleno de piezas que encajan entre sí de muchas maneras, pero tú eres sólo una pieza que debe desempeñar un papel único. Cuando te comparas con los demás, estás subestimando quién eres realmente. Eres valioso y único. 


3. SONRÍE CON MÁS FRECUENCIA

Sonreír es esencial para ser feliz y aumentar el autoestima. No importa si es forzado, sonreír ayuda a disminuir el estrés y trae muchos beneficios. No sólo mejorará tu estado de ánimo, también ayudarás a otros a ser más felices. Al sonreír más, iluminarás el camino por donde vas y todas las personas que te encuentres en él también sonreirán y se darán permiso de ser un poco más felices. ¡Sonríe!


4. SÉ AMABLE CONTIGO MISMO

No puedes cambiar las circunstancias de vida que te tocaron pero si puedes cambiar la perspectiva y actitud con que las afrontas, así tendrás un futuro más positivo. También sé amable con los demás, recuerda que lo que dices a los demás es lo hay dentro de ti, lo que te dices a ti mismo. 

Que tu misión sea mejorar tu día y el de los demás a través de la amabilidad y la compasión, verás cómo  esta bella energía regresa a ti exponencialmente.


5. CONCÉNTRATE EN TODO LO QUE HAS CONSEGUIDO, NO EN LO QUE AÚN NO TIENES

Para llegar a la cima debes ir por tramos y descansar entre ellos, te encontrarás con muchos obstáculos que deberás superar pero disfruta cada tramo, celebra cada pequeña victoria y cuando estés descansando disfruta el paisaje y agradece lo lejos que has llegado y lo que has conseguido. La cima siempre estará ahí esperándote, sólo respira hondo y continúa.


6. OBTÉN APOYO

Ten relaciones saludables, con comunicación positiva. Una buena red de apoyo, ya sea tu familia, amigos o ambos, te ayudará a hacerte responsable de tu propia salud y bienestar. Tener en tu grupo de apoyo personas genuinas, afectuosas y que de verdad les importes, con las que puedas contar cuando las cosas se pongan difíciles, hace una gran diferencia. 


7. HAZ COSAS QUE TE HAGAN FELIZ

Todos los días busca hacer algo que te agrade, que te haga feliz y pronto tus días estarán llenos de felicidad. Empieza tu día agradeciendo a Dios o a alguien. Permite que la gratitud entre a tu vida para llenar tu espíritu y cuerpo con la energía del amor. 


8. COME SALUDABLE

Esto mejorará tu salud, tu estado de ánimo y tu sistema digestivo. Incluso verás cómo baja la aguja de la báscula. 


9. MANTENTE ACTIVO

No sólo hablamos de actividad física, sino también mental e incluso espiritual. Puedes hacer ejercicio, yoga, meditar, leer un libro, usar aplicaciones de motivación.


10. HAZ LO QUE TE HACE FELIZ

Cuando seguimos nuestros sueños, nuestra mente y corazón se sienten bien, porque saben que estamos en el camino correcto. Apásionate por lo que de verdad quieres hacer en la vida y hazlo posible. No siempre es fácil, pero vale la pena.

Manos a la obra, ¡ámate y sé feliz!