LO NUEVO

CÓMO RECHAZAR CORTÉSMENTE A ALGUIEN


Algunas veces conoces a alguien y esta persona te pide iniciar una relación romántica, pero realmente no estás interesado en formalizar nada o sólo no te sientes preparado, y es completamente normal, no le debes corresponder nada a nadie si realmente no quieres.

Es importante hablar adecuadamente de cómo te sientes, ser claro, conciso y completamente honesto. Siempre hay una manera para rechazar a una persona de manera honesta y amable, existe una posibilidad de que puedan conservar la amistad sin incomodidad. 


Para no generar malentendidos y posibles conflictos es mejor ser lo más amable posible, sin perder la firmeza de sus palabras para que no las tomen en chiste, si se mantiene decidido al respecto la otra persona podrá lidiar con sus sentimientos de la mejor manera y sin rencores.


Rechaza de manera cortés las propuestas que no te interesan

- Converse personalmente con la persona involucrada. Un mensaje de texto o una llamada es lo peor que se puede hacer, el estar en persona ayuda a procesar el rechazo de la mejor manera. Debes tener respeto por la persona que ha confesado sus sentimientos e intenciones, lo mínimo que puedes hacer es afrontarlo con la verdad y decírselo de frente, el camino fácil siempre es el peor camino.

- No te disculpes por no corresponder sus sentimientos. No estás obligado a estar en una relación, ni a corresponder sus sentimientos, tampoco lo debes nada por el hecho que tenga sentimientos por ti, depende de ti si hay una oportunidad o no. Una disculpa puede ser malinterpretada de muchas maneras, es mejor evitar los malentendidos a toda costa.

- Hazlo de la mejor manera. Recibir un rechazo no es algo agradable de oír y no todas las personas lo llevan igual. Ponte en su lugar, sé empático y claro, no le des tantas vueltas al asunto, asegúrate de que le ha quedado bastante claro tu posición al respecto. Recuerda que sus sentimientos están en juego si lo dices de una manera drástica y grosera podría ser difícil lo que viene después.


- No des falsas esperanzas. Ya hemos dejado claro lo importante que es ser honestos sobre sus sentimientos, no lo piense demasiado tiempo, será muy obvia la duda y la otra persona podría ponerse insistente y muy nerviosa, si realmente no te interesa no caigas en provocaciones para hacerte cambiar de opinión sé claro lo más pronto posible.

Si estás en medio de la conversación para rechazar a la persona puedes hacer hincapié en sus puntos fuerte y en sus virtudes, así disminuyen los sentimientos negativos de la conversación. Por otro lado, no debe ser demasiada adulación, esto puede enviar un mensaje incorrecto y causar más confusión, incluso darles esperanzas y puede que se aferren a ellas.

- Aclara tus necesidades. Cuando una persona es rechazada tendrá preguntas, recalca que no es su culpa que no tengas sentimientos por ellos y que no tienen nada de malo, si lo que necesitas es otro tipo de persona o ambiente debes decirlo, no para que esa persona cambie sino para que le quede claro que no es lo que tú necesitas. No es necesario ser muy específico con los detalles.


- No hagas comentarios innecesarios. Si el físico de esta persona tiene algo que ver en por qué no te interesa no digas nada en absoluto, los comentarios sobre el físico de otra persona son de mala educación y de mal gusto, puede resultar traumático para la otra persona que hagas un mal comentario sobre su cuerpo, sin saber por todo lo que ha tenido que pasar anteriormente.

Estar enamorado o tener a alguien que te gusta es complicado, hay muchos sentimientos de por medio y la racionalidad se escapa de vez en cuando, no es fácil rechazar a una persona y mucho menos ser el que rechazan. 

Ser amable en el proceso de rechazar a una persona no es difícil, no le dé largas al asunto, organice sus pensamientos y sentimientos para ponerse a la acción.