LO NUEVO

CÓMO TOMAR PEQUEÑOS DESCANSOS SIENDO MADRE/PADRE


El criar un hijo, o varios es una tarea prolongada, será un trabajo de por vida, aunque tus hijos ya sean adultos independientes y completamente formados seguirán necesitando de ti, no tanto como lo hacían cuando usaban pañales o cuando iban a la escuela. 

En el proceso el agotamiento y el cansancio estarán muy presentes, ya que para poder criar bien a tus hijos según tus ideales tendrás muchas cosas por hacer y organizar, muchas cosas que lavar y limpiar, mucha ropa por doblar y guardar, muchas sábanas que ventilar y de más.


Ser madre/padre tiene sus complicaciones, están a cargo de demasiadas cosas, su carrera y/o estudios profesionales, sus finanzas, las compras del hogar, las cosas de los niños, la escuela de los niños, sus hobbies y los de sus hijos. En fin, es como vivir en un constante tornado e intentar mantenerte peinado.

El descanso es importante para el cuerpo y la mente, por muchas circunstancias los padres no tienen el tiempo suficiente para descansar y tomarse un tiempo solo para ellos, pueden pensar que con 5 minutos de tranquilidad y cuidado personal podrían bastar ya que es un regalo del cielo, pero, realmente no es suficiente, es necesario optimizar su horario y organizar sus tareas de la manera más beneficiosa.


¿Cómo tomar un descanso apropiado siendo un padre/madre?


Puede que parezca un poco extraño, pero como bien dicen, medidas desesperadas a tiempos desesperados:


- Escribe un diario. Al escribir un diario estás procesando tus sentimientos y plasmándolos en palabras, al hacerlo un hábito no verás la hora de que llegue el momento de escribir, podría ser mejor por la noche, antes de ir a la cama cuando los niños ya están durmiendo, es un momento de concentración y meditación, solo para ti y solo contigo. 

También podrás guardarlos como recuerdo, de aquí a unos años revivirás los momentos buenos y los momentos difíciles que llegaste a vivir mientras criabas a tus hijos.


- Descansar en el auto. Parece muy trivial, pero unos veinte minutos tumbado en el asiento del auto le ayudarán a enfriar su cabeza, también puede conducir un rato o ir a un lugar cercano a tomar sol, puede que parezca muy irreal, pero podría ayudarle, si no quiere estar en el auto, puede sentarse en el frente o en el patio de su casa, no se sienta culpable por querer desconectarse un rato, tiene bien merecido un descanso.


- Mantenga un horario de juegos. Dependiendo del tiempo que usted disponga, haga espacio para jugar con sus hijos, preferiblemente que sea un horario fijo, así ellos no van a insistir en jugar desde la mañana a la tarde porque saben que a la hora que les toca pueden jugar cómodamente contigo.


- Levántate temprano. No a todos se les da bien despertarse temprano por la mañana, sin embargo, si tienes tiempo antes de ir al trabajo o antes de comenzar tu jornada del hogar, despertar un poco antes para disfrutar el silencio y el estar solo también es una buena opción, además de que tu día tiende a ser más productivo si inicias bien temprano.


- Usa auriculares. Claramente tus hijos deben estar bajo supervisión, puedes sentarte en el sofá y vigilarlos en su zona de juegos mientras tranquilamente escuchas algo de música, un audiolibro, un podcast, una obra de teatro o sonidos relajantes, eso ya dependerá de tus gustos y preferencias.


- Acondiciona un espacio para ti. Es bueno que tengas un lugar en la casa solo para ti, no importa si es un balcón, la terraza, un armario, la biblioteca, da igual, informa a tu familia de que ese es tu espacio dedicado a tu tranquilidad, que es importante para ti y que te den privacidad. En este espacio puedes desarrollarte como prefieras, ya sea leer, escribir, llorar, mirar el teléfono, arreglarte las uñas, o solo descansar los ojos unos minutos.


- Busca aire fresco. El aire fresco en las mañanas suele ser el mejor, claro, todo es cuestión de gustos, tu cuerpo y tu mente te agradecerán que estés en constante contacto con la naturaleza, con el viento, el sol, las plantas y de vez en cuando con los animalillos salvajes, claro, los inofensivos, así se previenen desastres.


- Dejar a cargo de tus niños alguien de confianza. Esto puede ser ambiguo, tus niños son lo más importante para ti, y la persona que los llegue a cuidar o a estar a cargo de ellos debe respetar tu forma de crianza, el cómo y con que lo alimentas, las horas del baño y de jugar, la hora de la tarea y de más. 

Confiar tus niños a una persona puede llegar a preocuparte, porque uno nunca sabe que puede pasar, te recomendamos que la persona que esté a cargo esté a tu nivel o más allá, nos referimos a que, si algún día llegas a tener un accidente sabes que esa persona sería la mejor para brindarle una vida adecuada a tus hijos. Es importante tener confianza incondicional con ésta persona, así te ahorrarás problemas a futuro.


-Mantén ocupados a los niños. Dependiendo de los gustos de tus hijos puedes escoger una o dos actividades extracurriculares para mantenerlos distraídos y que al final del día caigan derechitos de sueño en la cama. 

Puedes probar con música, ya sea cantar, componer o tocar un instrumento, deportes, de interiores o exteriores, danza, hay muchos tipos así que podría probar unas pocas para comenzar, teatro o lo más parecido a los hobbies de sus hijos.


Tener hijos es una bendición y una responsabilidad igual de grande, debes estar dispuesto a sacrificar todo lo que tienes y lo que podrías llegar a tener para darle una vida digna a ese niño. 

Es importante que no te pierdas en el proceso, hay que prepararse para lo peor, esperando lo mejor, sin embargo, eso no significa que debas morir de agotamiento al final del día porque eres una madre/padre entregado a sus hijos, los límites existen y para mantener el orden en tu casa con tu familia y con tu autonomía debes establecerlos claramente para todos.