LO NUEVO

LA IMPORTANCIA DE LAS CONVERSACIONES LARGAS EN UNA RELACIÓN


La comunicación es uno de los pilares de una relación, hablar claramente de sus sentimientos, preocupaciones y de más. Las conversaciones diarias también son importantes, pero no tanto como discutir temas interesantes para ambos, cosas que los ayuden a crecer como personas.


Razones por las que debes tener conversaciones largas en tu relación

- Ayudan a que se conozcan mejor. No siempre se trata de decir cosas extremadamente profundas, compartir conocimientos y gustos facilita la conexión comunicativa y afectiva de la pareja, el afecto aumenta y la conversación continua.


- Ahorran tiempo. En las largas discusiones se pueden llegar a acuerdo y establecer compromisos con anterioridad, decidir dónde ir en vacaciones o navidad, por ejemplo. Siendo así, tendrán más facilidad al momento de concretar los planes y mayor eficacia.

- Te comunicas con más facilidad. Al momento de una discusión o un conflicto, te sentirás más abierto para decir cómo te sientes, que te gusta y que no. Ya sabrás como orientar la discusión para resolver el conflicto, sabrás que decir y cómo hacerlo, también que es lo que no debes decir jamás.

- Ahorras dinero. No es un tema fácil de tratar, pero es más que necesario. El acuerdo financiero en una pareja que vive junta es importante, se necesita separar los gastos de los servicios, los ahorros, para la comida y varias cosas más, cada pareja establece un acuerdo dependiendo de su situación, es más fácil ahorrar dinero cuando ya sabes en que lo vas a gastar.

- Apoyas emocionalmente a tu pareja. Las conversaciones largas dan la oportunidad de preguntar cosas intimas y de compartirlas, así puedes brindar y recibir apoyo, no siempre se dice todo lo que se siente, aprovecha las oportunidades para brindar apoyo a tu pareja.

- Aprendes a entender a tu pareja. Profundizar las conversaciones te llevarán a entender por qué tu pareja es así, por todo lo que pasó, como ha superado sus adversidades y como ha crecido en el proceso. Si no sabes que preguntar aquí te dejamos unos pequeños ejemplos:


  • ¿Hay algo que te gustaría hacer?
  • ¿Cuál es tu mayor logro?
  • ¿Cuál es tu mejor recuerdo?
  • ¿Cuál es tu peor recuerdo?
  • ¿Te gusta lo que haces?
  • ¿Cómo te llevas con tu familia?
  • ¿Qué harías si supieras que solo te queda un año de vida?

- Te ayudan con tu salud emocional. Al conversar con tu pareja liberas la carga emocional que te hace sentir cansado o agobiado, los problemas en el trabajo, en la universidad o con tu propia familia, tu pareja es una persona en la que puedes apoyarte para reducir la ansiedad que te carcome.

- Aprendes a conocerte mejor. El hablar de tus sentimientos te ayuda a conocer mejor que tipo de persona eres, que tipos de sentimientos sueles tener y aprendes las soluciones a tus problemas más frecuentes.

- Entiendes que es lo importante. Una buena conversación te dará el conocimiento suficiente para reconocer y recordar las cosas que son importantes para tu pareja. Al mismo tiempo ella podrá saber lo que es importante para ti, no te cierres a hablar de ello y da un paso adelante.


- Fortalecen el vínculo de afecto y confianza. Con las conversaciones largas es más sencillo ser honesto con tu pareja, estimula el respeto mutuo y la conexión afectiva se fortalece ya que al compartir cosas íntimas con tu ser amado se nota la fuerte confianza que tiene el uno por el otro.

No pierdas la oportunidad de reforzar la conexión romántica que tienes con tu pareja, siempre es buen momento para intentarlo, no te conformes con solo un poco, continúa conociendo a tu pareja cada día, vivir con arrepentimientos por no haber hablado antes es algo que se puede evitar, sigue adelante y construyan un futuro estable para los dos.