Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

8 MANERAS DE TENER UNA VIDA POSITIVA DESPUÉS DE UN TRAUMA


La palabra 'trauma' proviene de la palabra griega que significa 'herida'. Por supuesto que existen muchas clases de traumas; físicos, psicológicos y emocionales. Pero todos interfieren en el funcionamiento adecuado de la vida de una persona, a veces gravemente.

Generalmente un trauma se debe a que la persona vio o vivió una situación de peligro, un acto de violencia, desastres naturales, accidentes, entre otros. Los síntomas en adultos incluye recordar vividamente esta situación, pesadillas, pensamientos negativos, aterradores o suicidas, entumecimiento emocional, depresión,  ansiedad, problemas de sueño, arrebatos de ira, ataques de pánico e hipertensión. 

Los síntomas en los niños pueden incluir: mojar la cama, ansiedad, ser pegajoso con uno de sus padres o un adulto y la pérdida del habla. Los adolescentes suelen experimentar síntomas similares a los adultos. Independiente de la edad y el trauma, estos síntomas se pueden reducir. Hay diversas formas de afrontarlos y puede construir una vida positiva después de haber pasado por tanto. Por supuesto, buscar ayuda de un profesional de la salud es la mejor opción. Ellos están capacitados para ayudarte y guiarte en este doloroso proceso.

Aquí hay ocho maneras de construir y tener una vida positiva después de haber pasado por una situación traumática:


1. NO OLVIDES QUE TU PASADO NO TE DEFINE

Cuando alguien pasa por un trauma, lo atormentará durante mucho tiempo. Dado lo que han visto y experimentado las víctimas de traumas, es comprensible. Los actos de violencia, desastres, guerras, accidentes, etc, son situaciones absolutamente abominables para quien los sobreviva.

Pero recuerda; tu pasado no te define. Nuestro cerebro es muy hábil para reproducir eventos que impactaron fuerte y gravemente nuestra vida. La mejor solución es estar presente. Medita, ora, explora la espiritualidad, lo que necesites para mantener tu mente enfocada en el presente y mejorar tu vida.


2. PERDÓNATE Y PERDONA

Esto puede llegar a ser muy difícil, especialmente para los que han vivido actos de violencia. Pero recuerda que no perdonas a alguien porque se lo merezca, sino porque tú lo mereces. El perdón te libera del rencor y la rabia, estos sentimientos ocupan mucho espacio en tu corazón y mente, reemplázalos con mejores sentimientos y experiencias. 

Entiende que perdonar no es por los demás, sino por ti. No te aferres a sentimientos malos y negativos como el rencor y la ira, que solo te hacen daño. Déjalos ir y libérate de esa negatividad.


3. CULTIVE SU AMOR PROPIO Y SU CUIDADO PERSONAL

Sé bueno contigo mismo cuidando tu cuerpo y tu mente. Haz cosas que te ayuden a tu salud física y mental como: ejercicio, meditación, alimentación saludable.


4. CAMBIA TUS PENSAMIENTOS NEGATIVOS

Sustitúyelos por nuevos pensamientos positivos y sanadores. Esto te ayudará a reducir la tristeza y negatividad. A veces puede ser difícil cambiar los patrones de pensamientos negativos, pero con perseverancia y una vez que crees el nuevo hábito de pensar positivo, tu vida cambiará dramáticamente. 

Cada vez que tengas un pensamiento negativo trata de pensar exactamente lo contrario. Verás como poco a poco tendrás más pensamientos y palabras positivas. Esto requiere de paciencia y esfuerzo pero impactará tu vida a largo plazo.


5. EMPIEZA POR PEQUEÑOS PASOS

"Un viaje de 1.000 millas comienza con un sólo paso" - Lao Tse

Una frase hermosa, que aplica para los afectados por algún trauma. ¡Memorícenla!

La sanación de un trauma no sucederá rápidamente. Deben ser pacientes y amables consigo mismos mientras transitan por el proceso de sanación. Cada día da un paso para llegar a la meta. No seas duro contigo mismo, ya has pasado por mucho. 


6. APRENDE A CONFIAR NUEVAMENTE

En la vida, en las personas, en las nuevas experiencias. Al pasar por eventos traumáticos puede hacer que pierdas la confianza y fe, y no te permita vivir plenamente.

Debes superar esta barrera y volver a confiar. Vivir una vida sin confianza ni fe en la vida y en las personas, es una vida llena de tristeza, resentimiento y rabia. ¡Confía nuevamente!


7. MANTÉN UN CIRCULO DE APOYO CERCANO Y POSITIVO 

Con personas que te motiven y fomenten tu sanación y una nueva vida. Rodéate de personas positivas, entusiastas y optimistas. Personas así te motivarán en tu proceso de sanación sin juzgarte.

Y por supuesto, aléjate de personas que hagan difícil tu proceso. Personas negativas solo traerán más negatividad a tu vida.


8. ACEPTA

Aceptar tu tragedia es liberador. El sufrimiento es parte de la vida y es cuando más aprendemos. Como en la mayoría de experiencias, buenas y malas, se aprende y crece como persona. Puede que no lo veas ahora, pero verás que lo que te ha sucedido te hará más fuerte y sabio. Es normal que a veces no te sientas así pero verás como tienes más fuerza y valentía de la que imaginas.

El acero más fuerte se forja con el fuego más fuerte. No olvides esto mientra libras esta dura batalla. Confía en que sanarás y vivirás la vida plena y feliz que mereces.