Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

8 REGLAS SIMPLES PARA HACER QUE UNA RELACIÓN DURE


Al principio, toda relación es emocionante y novedosa. Ambos se sienten atraídos, cada día descubren cosas nuevas sobre el otro y la relación va creciendo. Pero una vez que la relación ha madurado es cuando la empieza el verdadero trabajo. La fase inicial ha finalizado y hay que enfocarse en hacer que la relación funcione.

Por supuesto, aún hay cosas nuevas y emocionantes, sólo que ya no son tan frecuentes. Es fácil dar las cosas por sentadas después que pase esta fase pero es un grave error. Construir y mantener una relación a largo plazo requiere esfuerzo y trabajo, pero es muy gratificante. Crecer juntos como personas, formar una familia, comprar una casa y compartir su vida es maravilloso.

Por tanto, aquí les traemos las ocho reglas simples que te ayudarán a que tu relación crezca y sea duradera:


1. CREEN UN SUEÑO DE VIDA COMPARTIDO

Las parejas exitosas desarrollan rápidamente conciencia plena del "nosotros", de que están emparejados. Tiene una visión compartida, diciendo cosas como: "Queremos planear unas vacaciones..", "Nos gusta hacer...", "Queremos formar una familia..."

Si al inicio de la relación o del matrimonio hacen esto, sería muy beneficioso para el futuro. Ya que establece una base sólida para construir una vida juntos. Otro beneficio de hacer esto desde el principio es que es mucho más probable que hagan realidad estas metas.


2.  MANTENGAN UNA CONEXIÓN FÍSICA Y EMOCIONAL

En toda relación a largo plazo, la conexión es mucho más que sólo la intimidad bajo las sábanas. También es importante la conexión emocional. Como ocurre con la mayoría de las relaciones, es fácil empezar una conexión física al principio, pero mantenerla y crear la conexión emocional requiere un poco más de trabajo. Procuren constantemente reavivar la pasión y compartir sus sentimientos.


3. MANTENGAN COMUNICACIÓN

Probablemente ya hayas escuchado que la comunicación en una relación es muy importante. Pero muchas veces se nos olvida y la relación se va deteriorando. La comunicación es el denominador común en absolutamente todo lo que envuelve una relación. Desde el inicio.

También nos ayuda a entendernos y mostrar nuestros sentimientos y preocupaciones. La comunicación es la única forma de mantener el equilibrio mientras se avanza en una relación.

Tener una buena comunicación es vital para tener una relación saludable. Debes sentirte lo suficientemente cómodo para decirle a tu pareja cualquier cosa, buena o mala. Ser honestos.


4. ELOGIARSE MUTUAMENTE 

Es importante demostrar tu aprecio por la otra persona. Enfatizar lo positivo es mucho más fácil al inicio cuando las chispas de atracción vuelan alrededor en comparación cuando ya llevan mucho tiempo juntos. También es fácil cuando las cosas van bien. Pero no debes dejar de hacerlo. Decirle a la otra persona las cosas que amas de ella es muy importante.

Es normal que con el tiempo den las cosas por sentado, pero es muy importante que sigas demostrando el aprecio por tu pareja. Dile lo hermoso, bello, atractivo, inteligente que es. Dile que aprecias y agradeces su trabajo y esfuerzo. Díselo constantemente. 


5. ANTICIPARSE AL CAMBIO

Diversos estudios han demostrado que las personas cambian de alguna manera cada 7-8 años. El cambio puede ser drástico o mínimo, pero debes esperar ver algo diferente en la forma de pensar, actuar o el lo físico de la otra persona cada determinado tiempo.

Estos cambios son un proceso natural de la vida, pero a veces nos cuesta adaptarnos a estos cambios en nuestra pareja y por aquí empiezan los problemas. Por tanto es importante, para ambos, evaluar dónde se encuentran, qué necesitan y hacerlo saber a su pareja. Los cambios son inevitables.


6. APRENDAN A LLEGAR A ACUERDOS

Dos personas diferentes, y a menudo dos puntos de vista diferentes. Esto se hace más evidente al tomar decisiones. A veces estarán de acuerdo, otras no. Así que cuando hayan desacuerdos, no permitan que se conviertan en discusiones. En lugar de eso, háblenlo con calma y racionalidad.

Sean reflexivos, tolerantes y comprensivos con la opinión de la otra persona. No te pongas a la defensiva, insistiendo en que tienes la razón o la última palabra. Hablen directa y con claridad. No insinúen o digan las cosas a medias. 


7. DISCÚLPENSE CUANDO SE EQUIVOQUEN

Somos humanos y todos cometemos errores en nuestras relaciones, y parte de hacer madurar, crecer y que dure una relación es la voluntad de admitir nuestros errores. Si cometieron un error, discúlpense. Ser tercos e insistir en tener la razón cuando se está equivocado es mucho peor que el mismo error.

Pero no diga que lo siente entre dientes, dígalo con sinceridad y mirando a los ojos. Abandona tu orgullo y expresa tus disculpas con fundamento. También es muy importante aprender a aceptar las disculpas de los demás. Acepta las palabras sinceras y sigue adelante.


8. NO TE RINDAS

La resiliencia es importante para que una relación dure. Puedes practicar todos los puntos anterior, pero si no eres firme en tu relación, corres el riesgo de fracasar o que no funcione. Comprometerse el uno con el otro para apoyarse, amarse y disfrutar de su relación.

Ninguna relación es perfecta. No importa qué tan buena parezca desde afuera, siempre habrán altibajos. Es parte de compartir la vida con una persona que es diferente de alguna o muchas maneras.

Tener una relación a largo plazo es hermoso y maravilloso, pero no es fácil. Con esfuerzo, trabajo duro, mucha comprensión y siguiendo estas ocho reglas simples, tendrán relaciones más hermosas, sanas y duraderas. Vale mucho la pena.