Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

9 REACCIONES PARA LIDIAR CON PERSONAS GROSERAS


Lo mejor que puedes hacer frente a alguien que es grosero es mantener tu sonrisa y alegría, así le quitas poder.

Todos tenemos relaciones amor/odio con familiares, compañeros de trabajo, jefes, amigos e incluso con nuestras parejas. En un momento pueden ser las personas más dulces y amorosas, y al instante, cambiar y decir algo tan ofensivo que hacen que quieras reaccionar de manera negativa.

Es que de verdad algunas personas pueden llegar a ser tan imprudentes y groseras, algunas sin intención y otras con toda la mala intención, que pueden hacerte hervir la sangre y que quieras ponerte a su altura y reaccionar como se merecen. Pero tú no mereces, no pierdas tu tiempo.

Preguntas o comentarios tipo: "¿Para cuándo el novio?" o "Subiste de peso" o "¿Por qué aún no has encontrado trabajo?", pueden ser el golpe bajo y enfurecer tu temperamento, si lo permites. A veces, las personas no piensan en lo que van a decir, lo dicen y ya. Esto puede llevarlos a un desastre si la persona con la que están hablando se ofende.

Por supuesto, tienes todo el derecho a defenderte y decir lo que piensas, pero puedes dar una respuesta que te permita expresarte pero sin dejar de ser positivo y cortés.

A veces puede ser difícil encontrar la mejor respuesta para tratar con personas groseras, especialmente si esa persona firma tus cheques de pago, por ejemplo. Es por esto que aquí les traemos las mejores respuestas para manejar a tu jefe que no muestra remordimiento cuando te da trabajo extra o te trata mal, o a tu suegra que parece que no puede mantener la boca cerrada sobre tu peso o cómo cocinas:


1. GRACIAS

Así es, un simple "gracias" dice mucho cuando te encuentras con una grosería. Con esto le demuestras a esa persona que no estás permitiendo que sus palabras te afecten y que eres maduro.

En este caso, tu "agradecimiento" significa que reconoces la grosería pero eliges no dejar que te afecte. Esto apagará al grosero rápidamente al darse cuenta que sus comentarios no te afectaron.

Es tu decisión cómo reaccionar en cualquier situación, así que elige ser feliz. Esto mantendrá tus pensamientos y acciones positivas, y le demostrarás a los demás que sus palabras groseras no te quitan ni tu paz ni tu poder.


2. APRECIO TU OPINIÓN

Además de ser un enfoque inteligente, también le mostrará a la personas que te comunicas como un adulto y que no te rebajarás a su nivel. Cualquier comentario grosero refleja la percepción inestable de la otra persona sobre sí misma, es decir, su comentario es sobre sí mismo, no sobre ti. 

Es posible que quieran derribarte, pero no se lo permitas. Muéstrales que sólo tendrás una conversación con ellos con respeto y dignidad. Es posible que empiecen a respetarte si tienes una reacción inteligente y madura. Si esto no sucede, cambia tu enfoque y diles lo siguiente:


3. ESTA CONVERSACIÓN HA TERMINADO

Si estás demasiado molesto para responderle a alguien de forma cortés, simplemente termina la conversación. No ganarás nada perdiendo la calma, pero tampoco debes permitir que te falten al respeto con comentarios o preguntas inaceptables.

Elige tomar el camino correcto y no dejes que la conversación continúe, y mantén tu dignidad evitando una pelea o discusión innecesaria.


4. ¿POR QUÉ CREES QUE ESO ES NECESARIO Y DE VERDAD QUIERES QUE RESPONDA?

En entornos grupales, esto pondrá bajo control rápidamente a ese grosero e impertinente. En lugar de obtener una reacción airada de tu parte, se estrellarán con una persona tranquila y serena, lista para hablar con madurez, sensatez y decencia. Además los obligarás a disculparse delante de todos.

Es necesario que sepan que no tolerarás sus preguntas y comentarios groseros o fuera de lugar, y que los harás quedar mal por su comportamiento grosero e imprudente. 

Si insisten y dicen que "sí" a la segunda parte de tu pregunta, sólo responde: Bueno, hoy no es tu día de suerte", y termina la conversación.


5. ESO CASI HIERE MIS SENTIMIENTOS

Un poco de sarcasmo no cae mal, además le dices a esa persona que eliges no aceptar su negatividad. Al reaccionar con madurez e inteligencia, probablemente desanimarás a los groseros de hacer más comentarios o preguntas fuera de lugar porque se darán cuenta que no te afectan.


6. TIENES RAZÓN

A muchas personas les cuesta decir estas dos palabras, pero será beneficioso para ti hacerle creer a esa persona que tiene razón. Esto interrumpirá la conversación y lo desarmarás. ¿Qué más pueden decir después de esta respuesta? 

Puede que no obtengas mucha satisfacción al usar esta táctica, pero afectará el disfrute de esa persona grosera, ya que no obtendrá la reacción negativa que buscaba que tuvieras.


7. SIEMPRE TIENES ALGO MALO O NEGATIVO PARA DECIR, ¿NO?

Esto quita la atención sobre ti y la vuelve hacia ellos, haciéndolos pensar dos veces sobre su elección de los temas de conversación. Obligándolos a reconsiderar lo que dicen en el futuro. 

No te sientas mal a decirles esto. Decir lo que piensas cuando una persona repite un comportamiento negativo que te ofende, molesta o incomoda está justificado y es completamente correcto. Escucha tus instintos cuando sientes que debes llamarle la atención a alguien por su mal comportamiento. 

Es posible que este comportamiento también afecte a otras personas además de ti, por lo que informar a alguien sobre su comportamiento tóxico en realidad beneficiará a todos los que interactúan con esta persona.


8. ME AMO Y TAMBIÉN TE AMO

Esto sólo aplica en determinadas situaciones con amigos, familiares y tu pareja. La amabilidad prevalece sobre la negatividad; la oscuridad no prospera donde la luz está presente. Cuando expresas cuánto amas la vida y a los demás, sus comentarios se vuelven irrelevantes y les quitas poder rápidamente. 

Tus palabras tienen la capacidad de mover la energía de una habitación y promover una conversación más positiva. 


9. REÍR

Esta reacción tomará al ofensor con la guardia baja y hará que se sienta avergonzado por su pregunta o comentario. No permitas que estas personas afecten tu estado de ánimo o tu perspectiva de la vida.


Así que tú eliges cómo reaccionar en cualquier situación, trata de elegir siempre tu felicidad y tranquilidad.