Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

3 MANERAS DE LIBERARTE DE ESA RELACIÓN QUE YA NO TE HACEN BIEN


Algunas relaciones duran para toda la vida, pero otras no y nadie se ha muerto por eso. En la vida de todos, las personas vienen y van, algunos llegan para enseñarnos duras lecciones o que nosotros les enseñemos a ellos y otras simplemente llegan para quedarse y hacer más feliz nuestra vida. Cuando hayamos aprendido de los que llegan de paso a nuestra vida, naturalmente, podemos ir por caminos diferentes y continuar experimentando de la vida para seguir creciendo como personas, como seres humanos. 

Una vez que dejas ir a esta persona, incluso si aún la amas, puedes sentir que tu mundo se derrumba pero tendrás el universo abierto para que lleguen personas positivas a tu vida. Liberarte de relaciones tóxicas es doloroso, pero puedes superarlo un poco más fácil haciendo estas tres cosas:


1. CONTINÚA AMANDO A ESTA PERSONA SIN IMPORTAR QUE YA NO ESTÉ EN TU VIDA

Somos seres de luz y amor, cuando amamos lo hacemos de la forma más pura e incondicionalmente, esto significa que tenemos la capacidad de amar a las personas sin importar lo que hayan hecho, dicho o que ya no estén en nuestra vida. 

En este mundo terrenal puede ser algo difícil de recordar, pero cuando llegamos al mundo llegamos libres de odios y apegos a personas o ideas. Es a medida que crecemos que nos vamos condicionando con estos conceptos negativos que solo nos hacen daño a nosotros mismos. 

Estas emociones se magnifican cuando nos hacen daño o tenemos que cortar lazos con alguien. Para contrarrestar esta energía negativa, elige amar, deséale el bien así no vuelvas a hablar con esa personas nunca más. Aferrarte al odio es como beber veneno y esperar que la otra persona muera. Sólo te hace daño a ti, suelta con amor. 


2. LIBÉRESE DEL APEGO

Es fácil decirlo pero no hacerlo en la mayoría de los casos, pero se basa en el punto anterior, elegir el amor sobre todo, y aquí influye el amor propio, el amor y respeto que debes tenerte a ti mismo. Puede que te sientas apego a esta persona y creas que no puedes vivir y ser feliz sin ella, creemos, sí puedes. No necesitas que alguien te complete para ser feliz, naciste completo.


Ahora bien, el amor y el apego no tienen que existir juntos. Si el amor es verdadero, ambas personas reconocen su vínculo profundo pero no necesitan una relación para validar eso. Puede que juntos no funcionen pero eso no significa que se dejen de amar.

Las relaciones nos enseñan cosas valiosas sobre nosotros mismos y nos ayudan a crecer, y se vuelven un problema cuando nos hacemos dependientes de esa relación, de esa persona, cuando se vive con miedo de perder a esa persona o sentir que no puedes vivir sin esa persona, ahí se vuelve en una relación tóxica. 

El amor en su forma pura no espera nada, simplemente ES. Siempre tendrás una parte de esa persona en tu corazón. Te puede llevar un tiempo seguir adelante, pero debes dejar ir. Cierra esa puerta para que el Universo te abra nuevas.


3. APROVECHA LA OPORTUNIDAD DE MEJORAR TU CONEXIÓN CONTIGO MISMO

Algunas relaciones, y más las tóxicas, tienden a agotarnos y desviarnos de lo que nos hace feliz y lastiman nuestra autoestima. Nos dejan vacíos y culpándonos de muchas cosas. Tómate el tiempo para desintoxicarte, mimarte y descubrir cuál es tu siguiente paso para recuperar tu alegría, tu vida y el camino en la búsqueda de tus sueños.

Elogia lo maravilloso que eres, haz ejercicio, come saludable, medita y sal con personas que te motivan positivamente. No te culpes y menos te odies a ti mismo por la ruptura, aprende la lección que te dejo y sigue adelante. Cada experiencia negativa sucede para que podamos aprender, usar lo aprendido en el futuro y transmutarla en algo positivo para nuestra vida y así acercarnos a nuestro ser interior lleno de luz y amor.