Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

TENSIONES QUE HACEN DOLER LA CABEZA


Mucho cuidado con este tipo de tensiones que hacen doler la cabeza. Todos en algún momento de nuestra vida experimentamos dolor de cabeza. Lo más seguro es que no seas la excepción y, aunque lo mejor es ir al médico, no está de más que sepa que la mayoría de estos dolores se llaman cefaleas tensionales y tienen causas que pueden prevenirse.

Cuando se dice cefalea tensional no se refiere a la tensión arterial sino a la tensión de los músculos, principalmente de la cabeza y el cuello.


Muchos creen que los músculos no necesitan ser cuidados y, aunque son muy nobles, los músculos del cuello manifiestan dolor que en ocasiones va desde la parte de atrás hasta llegar a la frente. Con esto en mente, todos los días al levantarte, estira los músculos de tu cuerpo, especialmente los de tu cuello. 

Para ello extiende la cabeza como mirando al cielo, cuenta hasta diez y luego bájala hasta que la quijada toque tu pecho y cuenta hasta diez. Luego, trata de llevar tu oreja hasta el hombro, cuenta hasta diez y haz lo mismo con el otro lado. Repite. Para finalizar, rota la cabeza, otras diez veces.

Mantener un peso ideal puede contribuir a que los músculos también se mantengan sanos y no protesten.

Si el dolor se presenta frecuentemente, prueba poniéndote una toalla humedecida con agua caliente mientras haces los ejercicios que te recomendamos anteriormente. Si es la primera vez que el dolor se presenta, cambie el calor por un poco de hielo.

Recuerda estar tranquilo, libre de estrés y darle la justa dimensión a los problemas que te presenta la vida, está es una buena forma de encarar estos terribles dolores.


Las posturas también tiene mucho qué ver con estos dolores de cabeza, por lo tanto, revisa el tamaño de tu almohada, la forma como se sienta al trabajar y cómo es tu postura al hacer tus actividades.

Si hay dolor en la espalda, en los hombros o en cualquier parte del cuerpo, también puede pasarse al cuello. Los músculos son todos de la misma familia y están conectados.

Si el dolor se acompaña de otros síntomas, como malestar en los ojos u otros problemas visuales, náuseas, vómito, mareo, sensación de borrachera y dificultad para ver la luz, no espere, consulta a tu médico. Permíteme insistir, pero la peor forma de lidiar con estos dolores es tomarte la primera pastillas que encuentres en el cajón. Así que consulta a tu médico lo antes posible.