Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

3 LECCIONES DE VIDA QUE NOS ENSEÑAN NUESTRAS MASCOTAS


Nuestras mascotas son los más increíbles compañeros de vida que nos demuestran su amar incondicional y verdadero. Son un miembro más de nuestra familia y siempre tendrán un lugar especial en nuestros corazones.

Desde cachorros les enseñamos cómo comportarse, dónde hacer sus necesidades, algunos trucos pero la verdad es que estos pequeños seres amorosos en realidad nos están enseñando lecciones de vida sobre cómo amar, mantener la paz y divertirse.




A continuación veamos cuáles son las tres lecciones de vida que nuestras mascotas nos enseñan:


1. AMOR Y LEALTAD INCONDICIONALES

Las mascotas son verdaderos maestros del amor incondicional. Su compasión y lealtad literalmente puede curarnos de nuestras heridas emocionales. Muchos estudios han demostrado que nuestras mascotas nos hacen más felices y saludables.

Las mascotas son criaturas felices y leales. No son críticos y no les importa lo que vistes o cómo te ves. Cuando te sientes triste o estás enfermo, están a tu lado. Su energía es positiva y de amor incondicional.


Disfrutan cada momento que pasan con nosotros como si fuese el mejor regalo que pueden tener. Cuando vuelves a casa te saludan y te mostrarán cuánto te extrañaron, aunque solo hayas salido por una hora.


2. VIVIR EL PRESENTE

Nuestras mascotas llevan un vida simple. Pueden ir al parque, sentarse y disfrutar de la brisa que corre. Realmente viven en el aquí y ahora con calma y paz en la mayoría de las situaciones. Aprovechan el día y no dejan que la preocupación afecte su vida. 

Disfrutan de las cosas simples, como la siesta. Después bostezan, se estiran, se sacuden y están listos para una nueva aventura.




Vivir en el aquí y ahora es una de las lecciones de vida más importantes y muchos de nosotros aún estamos tratando de aprender. Nuestras mascotas ya lo saben y lo practican, viven en el ahora sin esfuerzo y tienen una profunda paz que uno ni siquiera puede describir, debes sentirlo.


3. SON DIVERTIDAS Y ESPONTÁNEAS

Si hay algo que siempre podemos esperar de nuestras mascotas, es que son espontáneas y si quieren jugar, lo harán. La risa es una de las mejores medicinas y nuestras mascotas nos dan mucho de eso. Disfrutan divertirte y te harán sonreír si sienten que lo necesitas. 

Jugar con nuestra mascotas tiene efectos secundarios positivos. El tiempo de juego puede mejorar tus habilidades sociales, aumenta tu nivel de energía y limpia tu mente.

Así que, si tienes una mascota, juega mucho con ella, amala y cuídala.