Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

10 RAZONES PARA NO ROGAR POR AMOR



Nadie debería rogar por amor. Nunca.

Si tienes que suplicar por amor, estás en una muy mala relación. Este es un comportamiento que no debe existir en ninguna relación. Es señal que no son el uno para el otro y que los sentimientos no son recíprocos.

Se supone que una relación es una asociación de dos personas dando su 100%, no uno más que el otro. Ambos debe trabajar juntos, esforzarse juntos, demostrar su amor por igual y superar los problemas juntos. Si sólo uno de los dos hace todo eso, se encontrarán en un círculo vicioso y destructivo, rodeado de mucha negatividad.


Si te encuentras en una relación en la que tienes que pedir atención y afecto, esta es una mala relación. No es saludable. Te hará sentir vacío y solo. No eres una prioridad para tu pareja y probablemente nunca lo serás. 

Debes pensar más en ti mismo, en tu bienestar y decidir seguir adelante sin tu pareja. Mereces más. ¡Vales mucho! Aprender a quererte a ti  mismo te ayudará a aumentar la confianza en ti mismo. 

Con esto en mente, veamos diez razones por las que nadie debería mendigar amor:


1. ALGUIEN MÁS MORIRÍA POR HACER LO QUE TU PAREJA NO HACE

Si tu pareja no haces cosas por ti, no es tu culpa. No le pidas que las haga, simplemente no le interesa. Allá afuera hay alguien que se comprometería completamente contigo en una relación si que le mendigues amor.

Alguien que se compromete en una relación podrá conectarse emocionalmente. Te apoyará e interesará en lo que está pasando en tu vida. Además, querrían pasar todo el tiempo contigo. Cuando alguien quiere estar contigo te hará sentir feliz y satisfecho en todos los sentidos. 


2. PUEDE QUE NO ESTÉ LISTO

Si tu pareja no demuestra amor por ti, puede que sea una señal de que no está listo para la relación que tú necesitas. No importa lo que hagas o digas, no puedes obligarlos. 

No pierdas el tiempo tratando de cambiar a alguien que no se puede cambiar. Sigue adelante y espera a alguien que sí esté listo para tener la relación que quieres y que no te lastime. Tu bienestar es lo más importante.


3. NO TE QUIERE

Si tienes que suplicar, es una clara señal de que no te quiere, y por tanto, no te merece. Con el tiempo, encontrarás a alguien que te quiera y te tratará como te mereces. 

Tu felicidad es muy importante, y rogarle amor a alguien no hace parte de ella. Ahorra tu energía para cuando llegue alguien que sí te quiera y te trate con cariño.


4. ROGAR NO HARÁ QUE TU PAREJA TE AME

No puedes obligar a alguien a que te ame, y por más que le ruegues no lo hará. Si a esta persona no le importa darte amor, atención o cariño ahora, es probable que nunca le importe ni interese.


5. ENTRE MÁS TIEMPO PASES EN ESTA MALA RELACIÓN MÁS TIEMPO TARDARÁS EN RECUPERARTE

Es una relación que está destinada al fracaso, tarde o temprano terminará, pero si tardas mucho en terminarla, te harás mucho daño que luego tardarás en sanar. Por lo tanto, no pierdas el tiempo sufriendo en esta mala relación.

No fuerces esta relación para que funcione. Sigue adelante. Superarás el dolor más rápido de lo que crees. Si sigues retrasando terminar la relación, solo retrasará y hará más difícil tu sanación.


6. EVITA QUE CONOZCAS A LA PERSONA CORRECTA PARA TI

Cuando pones toda tu energía en alguien que no te ama, podrías estar perdiéndote de alguien mejor. De hecho, existe alguien especial que te amará como mereces. No dejes que la persona correcta pase de largo porque tú estás perdiendo tu tiempo con alguien que no te ama.

Si estás en una mala relación con alguien a quien tienes que rogarle amor, la persona adecuada para ti no será una opción. No te pongas en esta posición, mereces ser feliz y tener todo el amor que alguien puede darte. 


7. HACE QUE BAJE TU AUTOESTIMA

Tu autoestima, amor propio y confianza se verán muy afectadas si tienes que mendigar amor. También de sentirás humillado e indigno. No olvides que no es tu culpa, no estás haciendo nada mal, no tienes nada malo, simplemente tu pareja no te quiere, no le interesas, no está comprometida contigo y con su relación.

Una relación debe hacerte sentir bien y feliz. Obvio no todo es color rosa, habrán altos y bajos, pero no debería hacerte sufrir tanto. 


8. ERES PERFECTO PARA ALGUIEN MÁS

Aunque nadie es perfecto, eres perfecto para alguien. Recuerda que si tienes que suplicarle amor a tu pareja, no son el uno para el otro. No desperdicies todo el amor y las cosas maravillosas que tienes para ofrecer en alguien no las ve especiales y no las aprecia y atesora.

Alguien querrá, apreciará y atesorará recibir todo lo que tienes para ofrecer e incluso con tus defectos. Amarán tus imperfecciones tanto como aman todo lo bueno que tienes. Mejor espera a la persona que aceptará todo de ti y te amará por todo y a pesar de tus defectos. Verás que vale la pena.


9. LE DAS PODER A TU PAREJA

Cuando ruegas amor, la otra persona se siente por encima de ti. Si la relación continúa, su trato hacia ti empeorará. No habrá una verdadera conexión y siempre sentirás que falta algo.

Es posible que use tu rogadera de amor para manipularte y hacer que parezca que te está haciendo un favor. Incluso puede empezar a burlarse de ti por esto, llegando a lastimarte mucho. No seas un blanco fácil para alguien que solo quiere lastimarte.

Peor aún, puede usarte para que hagas cualquier cosas a cambio de su "amor". Pronto te verás haciendo cosas con las que no te sientes cómodo, no te gustan o que no te hacen feliz.


10. NO TE MERECE

Si tu pareja no ve lo que vales, no merece tu tiempo y energía. Te mereces a alguien que quiera pasar tiempo contigo y que te quiera. Cuando esa persona especial quiera estar contigo y valore quién eres, hará todo lo posible por estar allí para ti.

En lugar de sentirte tan mal en una relación, es mejor estar solo y esperar hasta que aparezca alguien increíble y especial. Estando solo puedes trabajar en tu autoestima y confianza, y te dará la oportunidad de conocer gente nueva.


QUÉ HACER...

Si tu pareja no responde a tus llamadas o mensajes, deja de hacerlo. Además, si eres tú el primero en ponerte en contacto, deja de hacerlo. Trátalo con la misma indiferencia. O se dará cuenta que le haces falta y cambiará, o te darás cuenta de que mereces algo mejor y será más fácil seguir adelante.

No esperes a que tu pareja quiera hacer planes o verte. Haz tus propios planes y lo que quieres hacer. Si tu pareja quiere pasar tiempo contigo bien y si no también, sigue adelante.


Tómate el tiempo para darte cuenta que mereces a alguien mejor que te valore y valore el tiempo que pasen juntos. No supliques amor, porque entonces nunca sabrás lo que es amor verdadero. Algún día alguien te amará de la manera que mereces.

Aprende a amarte a ti mismo. Si realmente puedes amarte a ti mismo, sabrás lo que vales y no sentirás la necesidad de suplicarle amor a nadie. Amarte a ti mismo te ayudará a esperar a que llegue la persona correcta para ti y estarás disponible cuando eso ocurra.

Si sientes que debes rogar por amor, ya sabes lo que es mejor para ti. Sal rápido por la puerta y aléjate. Valórate y dale tu tiempo a aquellos que también desean darte su tiempo. Llena tu vida de personas que te amen y te hagan feliz.

Mereces ser feliz y tener todo lo que siempre has querido de una relación. Si mendigas amor, estás muy lejos de lo que quieres y de lo que mereces.