Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

SER AGRADECIDO MEJORA TU SALUD



Las personas agradecidas son las más felices, mejoran su calidad de vida y su salud. Diversos estudios han demostrado que el estado de ánimo, la actitud y los pensamientos positivos, tener una mejor perspectiva de la vida y buena la salud tiene mucho que ver con las personas felices.

Las personas felices viven entre 7 a 10 años más que las personas infelices. Además, los optimistas tienen riesgo 77% menor de enfermedad cardíaca que los pesimistas.


Entonces, ¿cómo puedes ser más feliz y optimista?

Según un estudio, el 50% de nuestra propensión a la felicidad es genético, algo en lo que no podemos influir. Un 10% tiene que ver con las circunstancias de nuestra vida y el 40% restante, es "intencional" en la que podemos influir.

Esto significa que podemos ser 40% más felices en nuestras vidas sin importar nuestras circunstancias. Y en esto es clave la práctica de la gratitud.

Esta investigación, también demostró que las personas que constantemente agradecen son más felices, enérgicas, esperanzadas, espirituales, amables y menos materialistas. También tienen menos probabilidad de deprimirse, sufrir de ansiedad, ser solitarios, envidiosos, neuróticos o que se enfermen. 


Cómo aumenta la gratitud la felicidad

Ser agradecido:

- Te empuja a tener experiencias positivas en tu vida.

- Refuerza la autoestima y tu valor como persona.

- Mejora el estrés.

- Te ayuda con tus traumas.

- Fomenta el buen comportamiento.

- Te ayuda a construir lazos fuertes con tus seres queridos.

- Evita las comparaciones con otros que solo hacen daño.

- Disminuye sentimientos negativos como la ira, la amargura y la codicia.


Cómo practicar la gratitud

Empieza por agradecer para disfrutar los beneficios par tu salud y tu felicidad.

Al despertar, agradece por un nuevo día. Cuenta tus bendiciones como tener buena salud, el amor que te rodea, por tus seres queridos, tus bienes materiales y espirituales.


Puedes llevar un diario de agradecimiento.

Diariamente piensa y escribe en tu diario 3 a 5 cosas por las que estás agradecido (lo que sea, pueden ser cosas materiales o mundanas). Cultiva una actitud de gratitud. Es posible que escribir un diario no sea lo tuyo, así que entrena tu mente para pensar con gratitud. Cuando tengas un pensamiento negativo o desagradecido, cámbialo de inmediato por uno positivo o agradecido.

También puedes variar, un día escribes en tu diario,  al otro piensa positivo y agradecido, al otro agradece a la hora de la cena.


Expresa gratitud directamente a los demás

Llama o escribe una carta y comparte tus pensamientos de gratitud con tu familia y amigos. Agradécele a tus seres queridos. 

Y tú, ¿De qué estás agradecido?