Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

8 COSAS PARA CAMBIAR UNA MALA RELACIÓN


Muchas personas desean una relación de cuento de hadas. Creen que al encontrar pareja todo debería ser color de rosa y felices para siempre.

Desafortunadamente, la parejas que viven felices para siempre solo están en los cuentos de hadas, novelas y películas. Ya has vivido y experimentado lo suficiente como para saber que nadie tiene una relación o matrimonio perfecto, y que cualquiera puede tener una relación toxica.





Si estás pasando por una mala racha en tu relación tienes que saber que a pesar de que todos tenemos desacuerdos y que es posible que queramos rendirnos, lo bueno generalmente supera lo malo. Pero si tu relación te da más infelicidad que felicidad, entiende que la vida es demasiado corta para ser miserable.

Ahora bien, ¿es posible salvar una mala relación? Si ambos se comprometen a hacer que funcione, hay esperanza. Así que consideren estos ocho consejos para reconectar como pareja:


1. REGRESEN AL INICIO

Cuando juegas juegos de mesa, es molesto que te envíen de regreso al inicio. Pero en una relación, regresar al principio, tal vez sea la salvación. Esto los devuelve a las cosas que te conectaron en primer lugar.

Siéntense juntos y tengan una conversación sincera sobre cuándo se conocieron. Qué les atrajo el uno del otro, las historias que los fueron uniendo.

Al volver al pasado, pueden descubrir dónde se desviaron del camino. Las cosas que formaron el vínculo en ese entonces tienen el poder de volver a crear uno ahora. Pueden volver sobre sus pasos para revertir una mala realción.


2. PERDONA Y PIDE PERDÓN

Así como los seres humanos no somos perfectos, las relaciones tampoco. No importa cuánto amemos, ambos cometerán errores que lastimarán al otro. Sin embargo, cuando una pareja tóxica sigue cometiendo los mismo errores, lo convierte en un hábito.





Siempre habrá espinas en las rosas, y muchas veces estarán enojados el uno con el otro. En una relación sana, pueden haber tormentas pero después viene la calma y la curación. Algunas cosas no son tan fáciles de perdonar.

Una de la peores es traicionar. Esto destroza tu corazón y aplasta tu espíritu. Los desacuerdos también pueden agravarse y crear diferencias irreconciliables que pueden destruir a la pareja.

Si ambos han decidido ir más allá que cualquier herida, solo se puede hacer por medio del perdón. Es una oportunidad para cambiar y enmendar las cosas. Esto no quiere decir que después haya una segunda y tercera oportunidad. Se perdona pero no se olvida, pero sin estar sacándolo en cara todo el tiempo. Eso también deteriora una relación. Simplemente perdonas, pero no borras. Hagan un pacto para no usar el pasado como municiones. Si las quejas sobre el pasado siguen saliendo en cada discusión, una mala relación es inevitable.

Si fuiste tú el que cometió el error, pide perdón pero también aprende a perdonarte a ti mismo. Ahora, deben aprender la lección y reaprender a confiar el uno en el otro.


3. RECONECTAR

Cuando te enamoraste por primera vez, probablemente nunca te cansabas y  querías hablar todo el tiempo con esa persona. A medida que pasa el tiempo, algunas parejas se acostumbran y dan por sentado al otro. 

En una relación sana, ambas personas aprenden a conectarse a nivel físico y espiritual. Va más allá de sólo lo físico. Cuando amas de verdad, te interesas en lo que tu pareja dice y siente.

Una relación no puede sobrevivir a menos que mantengas una comunicación constante y amorosa.




4. SALIR JUNTOS

Las pareja casadas a menudo caen en la rutina y pierden la emoción que alguna vez tuvieron. La pérdida de interés puede conducir rápidamente a una mala relación. Incluso si deben cambiar cosas en su agenda, es crucial que hagan tiempo para estar juntos, salir a comer, pasear de la mano por el parque, hagan un viaje, sálganse de la rutina. Reserva un día o una tarde de cada semana para hacerlo. Recuperen la diversión y la chispa en su relación de pareja.


5. CONVIÉRTETE EN DETECTOR DE TOXICIDAD

Cada uno debe buscar las razones y responsabilidades internas por las que su relación esté yendo mal. Muchos matrimonios y relaciones amorosas se arruinan por cosas externas, pero también hay factores en tu interior y en el de tu pareja que influyen bastante. Depende de ustedes identificarlos y eliminarlos tanto como sea posible.


6. ESTABLEZCAN REGLAS

Nada tiene éxito en esta vida sin reglas y límites, incluidas las relaciones. Si tú y tu pareja no han establecido límites saludables, entonces la relación no puede durar. Así, si una regla se rompe está justificada la reacción.

Para que prosperen como pareja, establezcan expectativas y pautas claras entre los dos. No esperes a que tu pareja te lea la mente. Cuando se ponen límites razonables y saludables, es más probable que disfruten del respeto mutuo. 

Si su pareja se siente incómoda al pasar tiempo con usted, debe expresar sus sentimientos.




7. SEAN LOS MEJORES AMIGOS

Todos necesitan un círculo de amigos más allá de su relación de pareja. Es normal tener una noche de chicos o un juego de póquer semanal para hombres. Aislarse como pareja puede ser tan perjudicial para una relación como descuidarse mutuamente.

Es probable que tengas personas que consideres tus mejores amigos, pero esto puede crear un conflicto si tu pareja no está en la parte superior de la lista. Nadie quiere estar en el segundo lugar.

Es por esto que deben construir una relación basada en la amistad verdadera, donde cuenten y se apoyen el uno con el otro. 


8. BUSQUEN AYUDA PROFESIONAL

Algunas malas relaciones tienen muchas variables, y puede que se dificulte que se reconcilien. Si creen que su relación está en peligro y vale la pena salvarla, es posible que necesiten asesoramiento profesional. El solo hecho de admitir que hay un problema es un paso gigante en la dirección correcta.

Esto no es signo de debilidad. Involucrar a una parte neutral puede ser útil y puede dar soluciones que ustedes nunca consideraron. Si tu pareja no está dispuesta a buscar asesoramiento como último recurso, es posible que deba plantearse terminar la relación. Algunas relaciones pueden ser irreparables.





Si tu pareja es tóxica o abusiva de alguna manera, entonces es hora de irse. Mereces que alguien te ame y cuide sanamente. 

No tienes que permanecer en una mala relación solo para sentirse "amado y necesitado". Hablen si se sienten distanciados. Si ya has hecho todo lo que crees que puedes hacer y las cosas siguen mal, entonces es probable que es hora de seguir adelante sin tu pareja.