LO NUEVO

5 MANERAS DE CUIDARTE DURANTE LA MENOPAUSIA


Pasar por la menopausia es un desafío lleno de adversidades, por lo que es esencial recopilar cierta información de los cuidados que se deben tener durante la menopausia.

Desde los sofocos hasta la perdida de elasticidad en la piel, incluidos los ataques de ansiedad recurrentes, te hará sentir que tu vida ha dado un giro drástico en una cantidad de tiempo demasiado corta, te dejará con muchas dudas y frustraciones al no entender que está pasando con tu cuerpo y por cuanto tiempo tendrás que lidiar con tales malestares.


No es algo que deba asustarte, es algo que puedes manejar bien si te preparas, puedes tener una vida activa y sin graves complicaciones a pesar de los síntomas, no es imposible lograrlo si te lo propones, con un poco de esfuerzo y constancia puedes manejar la menopausia de la mejor manera.


5 Maneras de cuidarte durante la menopausia


1. Prepárate para los sofocos

Los sofocos son los síntomas más comunes de la menopausia, pueden llegar a ser brutales y muy repentinos, la sudoración constante, la subida de temperatura y la rojez de la piel puede parecerte algo vergonzoso, puede que esas cosas disparen tu ansiedad, hay una pequeña cantidad de mujeres que no sufren sofocos durante su menopausia, si no eres de esos pocas afortunada la buena noticia es que si puedes hacer algo para minimizar los efectos.

Lo que puedes hacer es informarte el por qué aparecen de repente, las bebidas calientes, las temperaturas cálidas, medicamentos y el estrés son factores desencadenantes de los sofocos, es distinto para cada persona, de igual manera son factores desencadenantes comunes.

Puedes intentar evitar tales situaciones tanto como puedas, en caso que lo hagas ya sabes que se aproxima un sofoco de calor, puedes mantenerte en un entorno fresco, consumir bebidas a temperatura ambiente o frías, poner sabanas frescas en tu cama, poner más baja la temperatura de tu aire acondicionado, usa ropa fresca y lo más importante es que no entres en pánico si te dan sofocos repentinos.


2. Haga chequeos médicos regulares

No debes hacerlo todo tu misma, los chequeos regulares con tu médico pueden ayudarte a mantener cierto control sobre tu angustia y te ayuda a aliviar tu carga, además que te garantiza que tu cuerpo está funcionando correctamente, ya que tu cuerpo está pasando por tantos cambios, bajan los niveles de estrógeno lo que ciertamente te pone en riesgo de padecer ciertas condiciones médicas específicas, están incluidos los accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardiacas y la osteoporosis.

Con los chequeos regulares puedes percatarte a tiempo si llegas a presentar alguna de ellas puedas tratarlas correctamente y corregirlas, incluso después de la menopausia debes seguir con los chequeos constantes, las necesidades médicas cambian a medida que pasa el tiempo, tu salud es lo más importante en tu vida, no dejes nada al azar.


3. Cuida tu salud mental

La menopausia es un factor realmente estresante, tienes tantos cambios en tu cuerpo y en tu mente, tus estados de ánimo cambian drásticamente y no te percatas de ello, tu temperatura corporal sube y baja a cada momento.


No estás sola, es importante que recuerdes que puedes apoyarte en alguien y que puedes hablar con confianza de tu sentir al respecto, un ser querido sería un apoyo ideal, sea familiar o un amigo cercano, en el caso de que este no lo sea de ayuda acuda a un profesional para mejor manejo de tus sentimientos.


4. No te avergüences de sentirte mal

Eres un ser humano, no siempre se puede lidiar con todo, puedes llevar toda la vida guerreando con todo, saliendo adelante, sin dejarte afectar y sin rendirte, puede que te parezca humillante o vergonzoso admitir que no puedes con algo.

Si te sientes mal, cansada, sin energía, sin motivación, está bien. Debes cuidar de ti misma, debes dejar de forzarte a hacer cosas que sientes que no puedes y mucho menos que no quieres, toma un descanso, relájate y dedícate tiempo solo para ti.


5. Cuida tu vida sexual

La salud vaginal sufre un gran cambio durante la menopausia, se seca más de lo normal, las paredes vaginales se adelgazan, pierde elasticidad y las relaciones sexuales pueden resultar dolorosas además de complicaciones en la salud vaginal.

Esto no significa que debas renunciar a tu salud sexual, hay lubricantes y medicamentos que pueden ayudarte a mejorar las cosas durante el coito, visita a tu ginecólogo y coméntale las dificultades que has venido viviendo desde que comenzó tu menopausia, este puede ayudarte a darle una mejor dirección a tu sexualidad.