LO NUEVO

POR QUÉ LOS NEUROLOGOS RECOMIENDAN EL CONTACTO FÍSICO


En la actualidad podemos conectar con miles de personas a kilómetros de distancia con solo hacer clic e incluso menos, las palabras reconfortantes siempre son una gran ayuda cuando no nos sentimos del todo bien y necesitamos un empujoncito, pero ni siquiera eso puede compararse con el contacto físico, un abrazo, una palmada en la espalda, que te acaricien el cabello, un apretón de manos o cualquier otro tipo de contacto. 

Está científicamente comprobado que es completamente necesario el contacto físico para un óptimo desarrollo en los niños, les ayuda a desarrollar vínculos afectivos y de confianza con sus padres, familiares o cuidadores, también los hace sentir mayor seguridad en su entorno.


La primera manera de comunicarse de un bebé es mediante el llanto, en este expresa su sentir y muchas veces este es aliviado con solo un abrazo y una mecida de su madre o padre.  No solo los bebés o los niños son únicos que necesitan confort con el contacto físico, los adultos también necesitas ciertas cantidades de contacto físico, unos más que otros, hay muchos que llegan a desarrollar fobias al tacto por graves traumas de la infancia o por agentes externos.

El contacto físico te ayuda a reducir el dolor, la ansiedad, la depresión, el enojo y el estrés, ya que este brinda confort, tranquilidad, calidez y mucho alivio. Sucede lo mismo con los animales, al crear conexiones fuertes el contacto físico es completamente necesario, ya que tienen una reacción positiva en su cuerpo su amor y exigencias de atención hacia ti pueden ir en aumento con el tiempo.


Tacto y desarrollo

Una gran parte de la población siente atracción natural hacia los bebés, querer cargarlos y mecerlos para que rían y sonrían, es mayor la atracción cuando son los padres del bebé y aún más la madre, la conexión con el bebé viene desde el segundo trimestre que comienza a sentir los movimientos del bebé, el anhelo por contacto de la madre con el bebé no se puede comparar con nada, brindar amor y seguridad a la persona que amas te da un sentimiento gratificante indescriptible.

El sentido del tacto es uno de los primeros sentidos que se desarrollan, se comienza con autotoque por la cara u la boca, se veía como una manera de preparar el cerebro para la interacción social, la auto-relajación y la alimentación. Al tercer trimestre el feto es consciente de las caricias en el estómago de su madre lo que hace querer explorar lo que está afuera desde adentro, para ese momento el autotoque disminuye considerablemente.


Desde la infancia hasta la adultez el contacto físico proporciona una mejoría al momento de desarrollar habilidades esenciales como:

1.Habilidades para comunicarse con sus padres o cuidador.

2.Habilidades de vinculación a temprana edad.

3.Como estabilizar su cuerpo al momento de caminar o correr.

4.Aprenden de emociones positivas.

5.Disminuye el estrés y los comportamientos agresivos.

6.Puede aprender un nuevo idioma.

7.Mantiene saludable y con buen peso al bebé.

8.Aprende de su cuerpo y a sentirse el mismo.

9.Aprende a crear relaciones positivas.

10.Aprende a regularse al momento de una crisis.


Tipos de toque

-Toque discriminatorio: es el que se usa al momento de reconocer objetos, su peso, textura, temperatura, el tamaño y la presión, para recoger mover o empujar cosas.

-Toque afectivo: es más emocional y social, detecta las caricias y el placer por contacto, esta sensibilidad al tacto se da más que todo e los antebrazos, la espalda y las piernas, inesperadamente compartimos esta característica con los gatos, que también son altamente sensibles al toque afectivo.


Terapia de tacto

Ya que el tacto trae tantos beneficios el usarlo como terapia para el crecimiento, la madurez física, mental y emocional acompañada de masajes, acupresión, Reiki o quiropráctica.


Terapia de masajes

Cualquiera puede y merece disfrutar de un masaje, las madres embarazadas y los niños con autismo ves mejoría en sus malestares con las terapias de masaje, es cada caso se debe practicar el masaje de manera distinto, hay que cuidar no inducirle el parto a una embarazada mientras le haces un masaje o inducir a un niño a un ataque de pánico o que su nivel de estrés se eleve por el mal contacto.