LO NUEVO

NUNCA ES DEMASIADO TARDE


Estar vivo es algo que conlleva mucha responsabilidad, te mantienes ocupado buscando la manera de sobrevivir y mantenerte saludable, muchas veces esto te impide hacer las cosas que realmente quieres, te impiden vivir como deseas, e incluso estar cómodo o feliz.

Al final del día podemos llegar a querer algo más, no hacer lo mismo de todos los días, quieres salir de la rutina y atreverte a hacer algo nuevo, algo arriesgado o simplemente algo que siempre has querido, sabiendo que las cosas pueden cambiar en un abrir y cerrar de ojos debes estar con los brazos y la mente abierta para recibir todos los cambios y llevarlos de la mejor manera.


Nunca es tarde para:

1. Empezar de nuevo. Todo cambia, muchas cosas mejoran, otras empeoran, ocurren sucesos que no te llegaste a imaginar y se salen por completo de tus manos, la vida te lanza, te hunde, te saca a flote, te trae de regreso y te pone de cabeza, con esto has aprendido, reflexionado, sufrido y también has sido feliz.

Cada nuevo día es una nueva oportunidad para ser feliz e iniciar de nuevo, puedes tomar distintas decisiones, comenzar nuevos proyectos, dedicarte a tu hobbie, cualquier cosa que imagines es posible si le pones suficiente empeño para hacerlas realidad.

No importa la edad que tengas, con cuantas responsabilidades debas responder o cuantas limitaciones, siempre puedes iniciar de cero, ya sea con los estudios, trabajos, viajes o contigo mismo.


2. Seguir y conseguir tus sueños. No importa que tan grande o pequeño sea tu sueño, ponerte a ello traerá más pasión y dedicación a tu vida, si deseas vender todas tus cosas y viajar por el mundo como mochilero, hazlo, haz un plan y una lista de lo que vayas a necesitar para perseguir tu sueño.

No te dejes llevar por los malos comentarios de las demás personas, sin embargo, no te cierres a escuchar las ventajas y desventajas de lo que estás por hacer, las voces con experiencia son algo que vale la pena escuchar.


3. Crear y mantener relaciones saludables. Las personas que te inspiran, te alientan y te apoyan son las amistades que se deben preservar y cuidar, por otro lado, las personas que solo aportan malos comentarios, malas vibras y charlas deprimentes no te harán avanzar, no podrás llegar a ningún lado teniendo una carga dejada por otros y mucho menos si esta es tan negativa que no puedes ni levantarte por las mañanas.


4. No subestimarte. Encasillarse en una imagen y unos límites te hará más difícil llegar a ser como realmente quieres y el cómo quieres vivir, el pensar que no puedes o que no mereces lo que sueñas solo te limita y aleja de la verdadera meta, no te dejes influenciar por opiniones o comentarios de terceros, nadie va a vivir por ti ni para ti, si no te preocupas por ti el esfuerzo de los que te quieren solo se lo llevará el viento como una hoja desprendida de un árbol.


5. Mantenerte positivo. Tener buenos hábitos, ser responsable, meditar un poco, correr de vez en cuando durante la semana todo se ve mucho más colorido cuando piensas cosas buenas, atraer bendiciones con pensamientos positivos será tu gran amigo en el proceso de iniciar algo, ya sea para ti o para otra persona.
 

Los pensamientos negativos pueden afectarte tanto como para provocarte cuadros ansiosos o depresivos, incluso juntos, además de que es perjudicial para tu salud mental y física, puedes sufrir un accidente cardiovascular o un infarto, te puedes desmayar o un dolor de cabeza tan intenso como la migraña.


Nunca es demasiado tarde para iniciar de nuevo, tampoco lo es para disculparse, ni para redimirse de sus malos actos, si realmente deseas ser una mejor persona, con mejores capacidades y oportunidades debes empezar desde muy dentro, repara y cuida tus raíces para que al momento de florecer todos tus pétalos reciban la gracia del sol por igual, comienza a actuar hoy y mañana estarás un paso más cerca de la meta.