LO NUEVO

COSAS QUE NO SABÍAS DE LOS EMBARAZOS DESPUÉS DE LOS 35


El embarazo después de los 35 años presenta varios riesgos y características peculiares, es un desafío con muchos altibajos, puede llegar al extremo de poner el peligro la vida de la madre y la del bebé. 

Puedes llegar a tener gemelos si tienes suerte, también puedes gozar de un parto saludable si tomas tus precauciones y medidas necesarias, nunca es tarde para ser madre, vive tu sueño y cuida de ti y de tu bebé lo mejor que puedas.



Cosas que no sabías de los embarazos después de los 35 


1. Es más probable que tengas gemelos

Los embarazos de gemelos son bastante frecuentes cuando la madre tiene de 35 años en adelante, no hay una explicación científica que lo demuestre, pero argumentan que puede deberse al aumento hormonal y al uso de determinados medicamentos, suelen e embarazos de gemelos fraternos, en cambio, los embarazos de gemelos idénticos no ocurren con tanta frecuencia.

Las mujeres mayores suelen tener niveles más altos de una hormona llamada hormona estimulante del folículo, la cual está altamente asociada a los nacimientos de gemelos, también están los efectos por las medicaciones para fertilidad, puede irse un poco de las manos y crear una gestación doble o en algunos casos triple, muchas mujeres después de los 35 acuden al médico por tratamientos de fertilidad, no todas gozan de esta por largos periodos de tiempo como las mujeres que están en sus 20.


2. Viven un mayor riesgo a sufrir de un aborto espontaneo

El riesgo de sufrir un aborto aumenta con el paso de los años, muchas veces no se puede hacer nada para evitarlos, lamentablemente, igual no está de más tomar las precauciones necesarias para llevar a cabo la totalidad del embarazo con éxito y saludables.

Después de los 35 el riesgo de aborto espontaneo es de 20%, después de los 45 es de 35%, se cree fielmente que las elevadas tasas de pérdidas que se registran son de problemas de salud que afectan a la mujer, sea algo que lleve desde la juventud o algo que le esté dando problemas desde hace poco, estos problemas de salud afectan al feto, haciendo que se formen anomalías cromosómicas en él.
 

Una perdida se puede dar incluso en el último trimestre del embarazo, tener una dieta y chequeos constantes de su obstetra de confianza será un gran apoyo al momento de tener un embarazo de alto riesgo.


3. Riesgos de anomalías cromosómicas

Las pruebas de diagnóstico y descarte se suelen hacen entre las 9 y 11 semanas de embarazo, con esta prueba se descarta o diagnostica el síndrome de Down y el síndrome de Turner, se realiza tomando una pequeña muestra de tejido placentario, se puede tomar desde el cuello uterino o el abdomen, este se lleva a un laboratorio para analizarlo y dar el diagnostico.

Los médicos recomiendan los exámenes para descubrir si el feto tiene o no una condición genética, lo cual le permitirá a la madre prepararse para el cuidado del bebé después del parto.


4. Necesitan una dieta saludable

Todas las embarazadas necesitan una dieta balanceada, independientemente de la edad que tenga, el embarazo hace que subas de peso y te hace perder energía, puedes ver que estas teniendo deficiencia de algunos minerales debido al embarazo, el medico te recetará las mejores opciones para mantenerte fuerte y bien nutrida, también puedes retener líquidos, en ese caso deberás dejar los azucares, las harinas blancas y la sal por algunas semanas.


5. Tienen mayor probabilidad de sufrir complicaciones en el embarazo

La presión arterial alta y la diabetes gestacional son unas de las complicaciones que suelen darse en las mujeres que quedan embarazadas después de los 35, la diabetes gestacional es una enfermedad donde la mujer sufre desequilibrios de insulina, lo que puede hacerla una persona diabética, puede o no continuar después del nacimiento del bebé, en algunos casos esta condición induce un parto prematuro. 

La presión alta es por la tensión que experimenta su cuerpo al embarazo, deben asegurarse de tener un estilo de vida saludable, visitar a su médico con frecuencia y debe estar muy consciente que no puede hacer las mismas cosas que hacía antes de quedar embarazada, no se ponga en riesgo.