LO NUEVO

SEÑALES DE LA MENOPAUSIA QUE NO DEBES IGNORAR


La menopausia trae con ella una gran cantidad de cambios al cuerpo de la mujer, esta es una señal de que el cuerpo está envejeciendo, es muy común confundir los signos de la menopausia con los del envejecimiento.

La menopausia puede presentarse en cualquier momento, esto es un indicador de que su cuerpo va a cambiar de muchas maneras, muchas cosas van a quedar atrás y otras nuevas comenzarán, si crees que tienes alguno de estos síntomas te invitamos a seguir leyendo.


SIGNOS DE LA MENOPAUSIA


1. Cambia tu ciclo menstrual

Muchas mujeres tienen periodos regulares o constantes, igual que muchas otras ven menstruación cada tres a cuatro meses, cada caso es diferente, en caso de que seas bastante regular cualquier ausencia de periodo o cambio significativo es una señal de la menopausia.

El sangrado disminuye considerablemente a medida que avanza la edad, puede incluso a desaparecer por completo o durar más de lo que solía hacerlo, en cualquier caso, debe asegurarse que no sea un embarazo para tener certeza de que si es un síntoma de menopausia, la asesoría de un médico es completamente necesaria en estas situaciones. 


2. Tienes sofocos

Es un síntoma común en el proceso de la menopausia, son sensaciones de calor repentinas que pueden darse en la mitad inferíos o superior del cuerpo, puede causar enrojecimiento en la cara o en el área del cuello y el pecho.

La frecuencia y la intensidad de los sofocos puede variar, pueden ser constantes y leves o esporádicos y muy intensos, también puedes sufrir de sofocos aún mientras duermes, estos pueden despertarte y espantarte el sueño con facilidad.

Los sofocos pueden aparecer unos años después de tu último periodo menstrual, estos pueden desaparecer cuando el sangrado se detenga definitivamente, y en caso de que aparezcan serán menos intensos y menos frecuentes.


3. Tienes dolor al tener relaciones sexuales o sequedad en las mucosas vaginales

Es algo común durante la menopausia, el cuerpo atraviesa cambios importantes algo drásticos, la progesterona y el estrógeno disminuyen durante la menopausia, lo cual hace que disminuya la humedad en las paredes vaginales, lo cual afecta la lubricación de esta misma.

La sequedad vaginal puede darse en cualquier momento de la vida de una mujer, pero más a menudo es considerado un síntoma revelador de la menopausia, la sequedad puede venir acompañada con ardor, escozor y picazón alrededor de la vulva.

Puede tratar la sequedad con lubricante, pero si siente dolor o cualquier otro tipo de molestia es mejor ir a un chequeo médico para descartar una infección o cualquier otra patología.


4. Sufres de insomnio o se te dificulta mucho dormir

Se recomienda que un adulto saludable duerma 7 horas al día como mínimo, la calidad de sueño se ve afectada por tantos cambios hormonales, la dificultad para conciliar el sueño y la mala calidad del sueño van de la mano como un síntoma frecuente de la menopausia, practica una mejor rutina de sueño para aumentar la calidad de este, si el insomnio persiste acuda a su médico de confianza por un chequeo más exhaustivo.


5. Te dan infecciones urinarias constantemente

Las infecciones urinarias pueden presentarse por distintas razones, lamentablemente a medida que las mujeres envejecen son más propensas a que estas infecciones se vuelvan frecuentes, durante la menopausia los niveles de estrógeno bajan lo que hace un cambio significativo en el tracto urinario, lo que lo hace más propenso a sufrir infecciones.


Puedes reconocer este tipo de infecciones si sientes ardor o constantes ganas de orinar, lo más probable es que te receten antibióticos, de ninguna manera debes auto medicarte, asiste al médico y trata correctamente el malestar. 


La menopausia no es algo sencillo, muchas mujeres se ven más afectadas que otras, pero ciertamente todas pasamos por ello, tarde o temprano tenemos que enfrentarnos a esas complicaciones, si te identificaste con algunos de estos síntomas puedes ir con tu ginecólogo de confianza para comenzar un tratamiento que te ayude a aliviar el malestar.