LO NUEVO

AHORRA DINERO SIN PREOCUPARTE EN EL PROCESO


Ahorrar dinero es imprescindible, es muy importante tener dinero para más tarde, para la vejez, algún proyecto o en caso de alguna emergencia. Ser constante con el ahorro suele ser complicado, siempre salen otros gastos no tan importantes que deben ser cubiertos o un antojo que arruina la contabilidad de los ahorros.

Observar las cosas desde otros ángulos te permite sobrepasar el bloqueo y ver desde otras perspectivas, desarrolla buenos hábitos de gasto y cuida de ellos.


Los errores financieros son más comunes de los que crees, no te abrumes y aprende de ello, si sabes que es lo que hiciste mal, tienes más oportunidades para aprender de ello y tener en claro que es lo que NO debes volver a hacer.

Supera el daño que te ha dejado ese error financiero, no dejes que te siga molestando o que siga causando problemas en tu vida personal o financiera, siempre es un buen día para intentar de nuevo y salir adelante.

Organiza tus gastos, no puedes tener el dinero en tu cuenta bancaria sin organizar que es lo que tiene más prioridad en el momento, distribuye tus gastos en base a las prioridades, por ejemplo, los servicios y la comida.

Las compras pequeñas y frecuentes son las más difíciles de evitar, siempre hay algo que se olvida cuando es momento de hacer las compras, o cuando se frecuenta un café a diario. Una solución sencilla es hacer un seguimiento de gastos, anota cada vez que compres o realices un gasto, pon a prueba una semana y chequea por donde está la fuga de dinero.

Cuando tengas lista tu lista de gastos, dependiendo de lo que sobre ya sea en tu cuenta bancaria o en efectivo, sepáralo a un fondo de ahorros, no pienses que es un dinero extra para poder gastar cuando quieras, mentaliza que es una mano amiga para el futuro, es tan importante como los gastos principales.


Hay una pequeña técnica para evitar una compra por impulso, piensa bien durante 15 minutos si quieres realmente ese producto, si después de 15 minutos deja de parecer una buena idea te ahorraste un gasto innecesario, pero si aún persisten las ansias puedes considerar comprarlo.

Pauta fechas límites para ahorrar cantidades de dinero determinadas, te sentirás motivado y satisfecho al cumplir con tus objetivos financieros, puede ser año nuevo, tu cumpleaños o la fecha de tu preferencia. Planifica detalladamente para que no pierdas el enfoque de tu plan de ahorros.

Es preferible tener una sola cuenta bancaria aparte de la de los ahorros, esto te facilitará la contabilidad y la movilidad del dinero a gastar. Tener los informes detallados de los gastos te ayudarán a reconocer tus hábitos buenos y malos al momento de comprar.

Determina el monto que vas a guardar dependiendo de la cantidad de dinero, el compromiso previo es importante al momento de fortalecer los hábitos de ahorro, el tomar la decisión de cuanto se va a guardar cada semana se hará una disciplina a la que te acostumbrarás a medida del tiempo.


Paga a tiempo tus cuentas tiempo y a la misma vez, así se ahorra la confusión de que sobra más dinero del que debería, pagándolas a tiempo tienes más control de los gastos siguientes.

Ahorrar no es algo que se dé de la noche a la mañana, cada día aportas un poco a formar el hábito del ahorro, puedes comenzar de la manera que te sientas más cómodo, prepararse para el futuro de sin preocupaciones es más sencillo de lo que parece, comienza desde hoy para ver los frutos en un futuro.