LO NUEVO

6 FORMAS DE ENCONTRAR LA FELICIDAD INTERIOR Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE


Muchos crecen con la idea de que la felicidad proviene de fuentes externas. Creen que hay que buscar la felicidad en otras personas, en cosas materiales o en las metas que obtengan. Sin embargo, esto está muy lejos de la realidad. Debes cambiar de chip y empezar a darte cuenta que puedes crear tu felicidad trabajando y mejorando tu felicidad interior.

Las personas que pasan gran parte de sus vidas buscando la felicidad en fuentes externas, a menudo ni siquiera la encuentran o simplemente tiene momentos fugaces de felicidad. La única forma de alcanzar un estado real de felicidad y plenitud es encontrando tu felicidad interior.
 

Se oye fácil, pero puede ser muy difícil embarcarse en un viaje de amor propio sin una guía. Así que si quieres ser feliz y encontrar la paz interior, aquí te damos algunos consejos de cómo hacerlo.


¿QUÉ ES LA FELICIDAD INTERIOR Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

La felicidad es el estado emocional que sientes cuando estás lleno de alegría, tranquilidad, satisfacción o plenitud. Cada persona siente la felicidad de forma diferente. Lo que sí es igual para todos es que la felicidad se deriva de emociones positivas. La felicidad no necesariamente proviene del presente, también puede sentirte feliz cuando reflexionas sobre el pasado.

La felicidad es un término muy amplio y no tienes que dejarte llevar por las definiciones de otros, ya que lo que te hace feliz a ti, puede que no haga feliz a otros y viceversa. La mayoría cree que la única forma de ser feliz es si un conjunto de factores externos están satisfechos, como tener pareja, bienes materiales, estabilidad económica, etc. Sin embargo, esto no es así. Puede que estás cosas te hagan sentir bien, pero no serás completamente feliz hasta que encuentres tu felicidad interior.

La personas que son felices internamente son felices independientemente de lo que suceda a su alrededor. Son felices sin esperar a que la vida les dé un buen día. Son felices porque tienen un equilibrio emocional, confían en sí mismos, acepta los cambio y enfrenta los obstáculos que se le presentan. No siempre tienen el mejor trabajo, ni están rodeados de personas y sus vidas no siempre son geniales pero son felices. Si siempre te apoyas en otras personas para ser feliz, nunca tendrás ninguna certeza o control en tu vida.


6 FORMAS DE ENCONTRAR LA FELICIDAD INTERIOR

Por supuesto que siempre estarás a merced de situaciones externas, pero la felicidad interior te hará ser más autónomo. Aprenderás a contar contigo mismo sin tener que esperar algo de los demás. Incluso en los peores momentos te tendrá a ti mismo y eso será suficiente. La felicidad interior conduce al amor propio y a la autorrealización, y esto te llevará a tener una vida saludable y equilibrada.

A continuación seis formas de encontrar tu felicidad interior:


1. Medita

Practicar la meditación es muy recomendable para lograr el bienestar emocional. La meditación ha sido utilizada durante miles de años. Cuando meditas, reflexionas sobre cómo te sientes y qué siente tu cuerpo. Despejas tu mente y te tomas tiempo para relajarte. Esto te ancla y te mantiene presente. Te ayuda a evitar que tu mente piense demasiado o divague y a que tu mente se conecte con tu cuerpo.

Si estás molesto, medita. Esto te ayudará a comprender qué es lo que te molesta y te brindará una nueva perspectiva sobre el problema y encontrar soluciones positivas. A medida que despejas los pensamientos que pasan por tu cabeza, podrás concentrarte en las cosas que te hacen feliz. 


2. Acepta quién eres

Con mucha frecuencia, las personas son infelices porque piensan muy poco en sí mismas, se critican cada pequeño error que comenten y dependen de las opiniones ajenas.

Cuando te embarcas en el viaje para encontrar tu paz y felicidad interior, lo primero que debes hacer es aceptar quién eres realmente. La única persona que siempre estará a tu lado, pase lo que pase, eres tú. Así que si quieres impresionar a alguien, concéntrate en impresionarte a ti mismo. Que no te importe lo que piensan los demás. Lo que importa es que sepas que estás haciendo lo mejor que puedes. 

Para aceptarte a ti mismo, debes entender que todos tenemos defectos y que nadie es perfecto. Tus defectos o debilidades no te hacen menos y no tienen porqué avergonzarte. Acéptate cómo eres, incluso si hay cosas en ti que quisieras cambiar. Trabaja en mejorarte a ti mismo. Cuando comienzas a aceptarte a ti mismo, comienzas a ser feliz sin importar lo que piensen o digan los demás.


3. Practica la gratitud

Muchos piensan que ser realista es el camino que deben seguir en la vida. Sueñan pero la realidad los empuja al pesimismo. Sin embargo, tener una actitud positiva y ser agradecido es mucho mejor. Tener esta mentalidad puede llevarte un paso más cerca de encontrar la felicidad interior. 

Ser agradecido es aprender a afirmar todo lo bueno que tienes y te da la vida. Es estar consciente de cuando sucede algo positivo y valorar lo bueno por encima de lo malo en todo momento. Las personas agradecidas desarrollan una continua perspectiva positiva de la vida. Pero reconocer sólo lo bueno no es suficiente. Para estar verdaderamente agradecido, es necesario expresar la gratitud que sientes hacia afuera.

A algunas personas se les da mejor ser agradecidas, pero también se puede practicar hasta conseguir llegar a un estado de gratitud constante. La gratitud impacta el desarrollo del cerebro hacia la felicidad interior.


4. Pasa tiempo en la naturaleza

Hoy en día la vida de todos es muy ocupada y la gente tiende a quedarse más en las ciudades, alejándolas de la naturaleza. Esto puede afectar significativamente tu felicidad.

Cuando pasas tiempo en la naturaleza, respiras aire limpio y las vistas de los paisajes te maravillan. Esto te relaja y te invita a reflexionar. La naturaleza reduce el estrés, la rabia y el miedo. Incluso mejora la salud física. Todo esto te hace sentir mejor por dentro, por lo tanto te da felicidad interna.


5. Asume la responsabilidad de tus acciones

Las personas son infelices porque tienen miedo de reconocer cómo sus acciones les afectan a ellos y a los demás. Tienen miedo de cometer errores y si los comenten, los niegan. 

Para encontrar la felicidad interior, debes hacerte cargo de tus acciones y sus consecuencias. Asume tus errores y corrígelos. Con esto recuperas en control de tu vida y encuentras la paz contigo mismo. Cuando admites que te equivocaste, te acercas a resolver el problema. El objetivo de esto no es sólo obtener el perdón de los demás, sino también sentirte aliviado de esa carga. Se trata de que te sientas mejor contigo mismo.


6. Tener un propósito

No puedes pasarte la vida sin tener un rumbo, trata de encontrar un propósito, una meta por la cual debes esforzarte. No dejes tu felicidad en manos de nada ni nadie. Toma el control y dale una dirección a tu vida.

Para encontrar el tuyo, necesitas reflexionar y comprender qué es lo que más quieres en la vida. No permitas que otras personas te digan lo que debes hacer. Confía en tu instinto, y te llevará a tu verdadero propósito. Una vez que sepas tu propósito o meta, ponte manos a la obra. 

Tu propósito es por lo que te levantas de la cama aunque los días sean difíciles y lo que te mantiene estable cuando todo es un caos. No olvides que puede que no encuentres rápidamente tu propósito y te tome algo de tiempo, pero no te desanimes. 


Todos queremos ser felices en la vida, pero a veces eso parece inalcanzable. Puede que la vida saque lo mejor de nosotros en muchas ocasiones, pero en otras puede dejarnos sin motivos para sonreír. Es ahí donde la felicidad interior puede ayudarnos.

Todo el mundo necesita encontrar su felicidad interior, si no siempre dependerá de cosas externas para sentirse bien. La felicidad interior es fundamental para tener equilibrio y estabilidad emocional en la vida. Puede ayudarnos a superar los momentos más difíciles, incluso si no hay nadie ahí para ayudarnos.