LO NUEVO

10 SEÑALES DE QUE TE TOMAS LAS COSAS DE FORMA PERSONAL


Detente, no todo el mundo anda planeando ataques en tu contra todo el tiempo. Puede que a menudo escuches de otros que debes relajarte y dejar de ser tan sensible. Entonces, ¿cómo saber si te tomas las cosas de forma personal? ¿Estás exagerando? ¿Son ideas tuyas? 

La mayoría de las personas son demasiado criticas consigo mismas. Algunas lo aprenden desde la infancia. Pueden ser que tuvieron padres o adultos a los que estaban a cargo o compañeros o amigos que eran despectivos o abusivos, y eso se les quedó grabado. Internalizan el abuso como una verdad.
 

Frases como: "Nunca haces nada bien", "Eres un inútil", "Eres un estorbo" pueden llegar a internalizarse y convertirse en parte de tu diálogo interno negativo. Al repetir constantemente a ti mismo estas afirmaciones negativas, el Universo te regresa más negatividad.

Puede que todos nos cuestionemos a nosotros mismos cuando recibimos críticas indebidas o malintencionadas, pero debemos aprender a filtrar este tipo de comentarios tóxicos y darse cuenta que no siempre somos el objetivo. A continuación diez señales para reconocer si te tomas las cosas de forma personal:


1. TE OBSESIONAN LAS OPINIONES DE LOS DEMÁS

Es normal que queramos causar buena impresión. La aceptación es una necesidad humana básica, debido a que somos personas sociales y necesitamos pertenecer. Es por esto que sentimos como rechazo las opiniones negativas que tienen los demás sobre nosotros.

Si eres de los que se toman todo de forma personal, siempre estás cuestionando todo desde tu imagen corporal hasta las opiniones y puntos de vista de los demás. Esta obsesión sólo aumenta tu ansiedad y baja tu autoestima. Si las demás personas tienen control sobre ti es porque tú se los permites.


2. LAS CRÍTICAS TE ABRUMAN

Para lidiar efectivamente con las críticas debes aprender a diferenciarlas. La crítica constructiva tiene como objetivo brindarte una mejor perspectiva para que realices cambios positivos en ti o en tu vida.

Las críticas destructivas a menudo son por envidia, negatividad o simplemente odio hacia ti. Si bien la crítica constructiva puede doler, te ayudará en tu vida a largo plazo. Si eres de las personas que te tomas las cosas de forma personal, ves cualquier tipo de crítica como un ataque personal.


3. TE SIENTES PARANOICO CON FRECUENCIA

Parte de la necesidad de ser aceptado incluye sentirse seguro de que no hablen mal de ti a tus espaldas. Las personas que se toman las cosas de forma personal tienen dificultades para confiar en la lealtad de los demás. Estar paranoico de que todo el mundo habla mal de ti a tus espaldas puede dificultar tu vida social, laboral y amorosa. 


4. CUESTIONAS LAS INTENCIONES DE LOS DEMÁS

Las personas que se toman las cosas de forma personal con frecuencia no toman lo que dicen o hacen los demás de forma literal. Están convencidos de que todos tienen motivos ocultos y malintencionados. Lo que los demás dicen o hacen puede no ser lo que en realidad quieren decir o hacer. 

Cuestionas los elogios o halagos que te hacen. Cuestionas cuando los demás son amables contigo. En fin, crees que todos hacen o dicen cosas con segundas intenciones o que lo hacen por algo. 


5. TE SIENTES CULPABLE

En la carrera por ser aceptado, por lo general, haces un esfuerzo extra por complacer a los demás. Las raras veces que debes decir "no" te hace sentir mal y culpable por días. Es por esto que siempre te ofreces a hacer cosas por los demás, incluso si son inconvenientes para ti. Ocultas tus emociones y opiniones para llevar la fiesta en paz. 

Deja de hacer esto. Demuéstrale a los demás que deseas y esperas que te traten. Si alguien piensa que eres su juguete, ponlo en su lugar sin sentirte culpable. 


6. TE SIENTES AMENAZADO CUANDO HAY DESACUERDOS

Cada persona tiene sus propias opiniones. Todo parte de que somos individuos. Sin embargo, cuando alguien que se toma las cosas de forma personal está frente a alguien que desafía sus opiniones o puntos de vista, se siente amenazado.

Es normal y aceptable estar en desacuerdo con los demás, además de que es saludable, ya que promueve la flexibilidad, la reflexión, la capacidad de escuchar y la cooperación. 


7. TE ENOJAS FÁCILMENTE

La ira es una emoción complicada. Generalmente enmascara miedo y sentimientos negativos. Para las personas que se toman las cosas de forma personal es más fácil enojarse y estar a la defensiva que mostrar su vulnerabilidad. Puede que los comentarios más inocentes lo tomen como un insulto.

Algo que puede decir alguien que se toma las cosas de forma personal es: ¿Qué quieres decirme con eso? o ¿Por qué me dices eso? Se enojan rápidamente antes de que entiendan lo que dice la otra persona. 

Las personas enojadas no escuchan eficazmente, y por lo general, se sienten insultadas. Estos sentimientos los mantienen a la defensiva y desconfiando de los demás. La ira con el tiempo se transforma en amargura. 


8. TE SIENTES INCOMPRENDIDO

Las personas que se toman las cosas de forma personal con frecuencia sienten que nadie los entiende. Es posible que te sientas desconectado de tu familia, amigos y compañeros de trabajo. Todo el tiempo sientes que te desprecian. 

A veces es normal sentir que no encajas y que te preguntes si los demás te entienden. Pero si esto se vuelve un problema que te aísla, te pone ansioso o incluso te deprime eres una persona que se toma las cosas de forma muy personal. Ser diferente está bien y los demás no siempre necesitan entenderte. 


9. LAS PERSONAS A TU ALREDEDOR SON RESERVADAS

Casi todos tenemos en nuestro círculo cercano al menos una persona que se toma las cosas de forma personal. Así que, si cuando tú llegas a algún lugar y de inmediato los demás cambian, y notas como si estuviesen caminado de puntillas para no pisar cascaras de huevo, es porque están haciendo todo lo posible para no hacer ni decir algo que te tomes de forma personal y armes un alboroto. 

Ahora entiendes el porqué todos parecen nerviosos cuando están a tu alrededor. Ésta es una espada de doble filo porque hace que haya menos sinceridad y empatía hacia ti. 


10. ERES MUY CRÍTICO CONTIGO MISMO

Si nunca estas satisfecho independientemente de lo que logres, te sientes inadecuado o indigno, encuentras fallas en tus mejores esfuerzos y logros, te castigas cuando cometes errores, no tienes palabras amables para ti mismo, constantemente estás tratando de tener la razón, te cuestionas no ser en primero en llegar a una meta y eres tu peor crítico, entonces eres una persona que te tomas las cosas de forma personal. 

Nadie es perfecto. Nunca dejes de aprender y trazarte nuevas metas, siéntete orgulloso de sus logros y metas alcanzadas sin importar todos los errores y fracasos que tuviste para llegar a ellas. Aprecia tus talentos y habilidades.


Cuando rompas con estos patrones y te des cuentas que no eres el centro de las críticas y malas intenciones de los demás, romperás los lazos de la inseguridad. Las personas que te aman solo quieren lo mejor para ti. Aprende a confiar en las buenas intenciones de los demás y a aceptarte a ti mismo como merecedor y digno de cosas buenas y del mejor trato.

Nunca disfrutarás la vida si sientes que constantemente te atacan y que todos tienen los ojos puestos sobre ti. ¡Deja de tomarte todo de forma personal y empieza a ser consciente de tus bendiciones y a disfrutarlas!