LO NUEVO

3 SITUACIONES EN LAS QUE DEBES CONFIAR EN TU PRIMER INSTINTO


Muchas veces nos encontramos en situaciones en las que la lógica no nos puede ayudar y sentimos que no hay tiempo o información suficiente para saber cómo debemos actuar o qué debemos hacer. 

No importa por lo que estés pasando, tu cuerpo te dará las señales específicas. Tendrás corazonadas con respecto a lo que haces, y aunque es muy tentador escuchar esas corazonadas, no se recomienda seguirlas siempre. A veces hay que recurrir a la lógica y sensatez. Sin embargo, debes aprender cuándo dejarte guiar por los instintos y cuándo ser racional.


¿CÓMO SE MANIFIESTAN LOS PRIMEROS INSTINTOS?

Depende de lo que su ser esté tratando de decirle. El primer instinto puede manifestarse física o emocionalmente y tu cuerpo se comportará de manera diferente. Te alertará para que seas cauteloso o te confirmará las elecciones que deseas tomar.

Cuando sientas que debes tener cuidado, tus corazonadas te harán sentir ansioso. Es posible que sientas mareos, malestar estomacal, sudoración o temblores, además de la incertidumbre que te molestará y estresará. Cuando tu primer instinto te hace sentir esto, es mejor que huyas lo más lejos posible de esa situación.

Si por el contrario, sientes una abrumadora calma y confianza es la confirmación que sigas en esa dirección. El primer instinto de afirmación suele ser menos físico. Para distinguir este tipo de corazonadas debes estar en contacto con tus emociones. Incluso, algunas personas pueden "escuchar" a su instinto hablándoles y guiándolas.

En algunas situaciones es mejor no dejarse llevar por los instintos, en otras es útil una combinación con la lógica para llegar a una decisión y por último están las situaciones en las que puedes apoyarte sólo en los instintos. A continuación les traemos tres situaciones en las que sí debes confiar en tu primer instinto:


1. AL FORMARTE LAS PRIMERAS IMPRESIONES

Cuando acabas de conocer a alguien no tienes la información suficiente para saber cómo es esa persona y si vale la pena volver a verla o permitir que entre en tu círculo cercano. Ahí debes apoyarte en tus instintos para que te guíen en esta situación. Cuando las personas usan la lógica para analizar a alguien nuevo, pueden usar razonamientos superficiales como; cómo se ve, cómo se viste, si tiene un buen empleo, si tiene o no dinero, etc. Así nunca tendrán personas importantes en sus vidas. No se arriesgan a conocer mejor a la gente porque no les garantiza buenos resultados.
 

No te apoyes en la lógica en estas situaciones porque te tropezarás con la superficialidad. Escucha tus emociones. Si alguien que acabas de conocer te hace sentir incómodo, a pesar de ser elogiado por tus amigos, es mejor que retrocedas. No te dejes guiar por lo que dicen los demás. Tu instinto sabe más. Cuando necesites formarte un impresión rápida sobre alguien, recurre a tus instintos. Da un pasa atrás y presta atención a lo que sientes.


2. CUANDO NECESITES CONFIRMACIÓN

Muchas veces tomamos decisiones de las que no estamos 100% seguros. Esto puede producirnos ansiedad y hacer que retrocedamos. Sin embargo, posponer las cosas puede ponernos bajo mucha más presión. Hay situaciones en las que ninguna lógica aumenta la confianza, así que, confía en tus instintos para que te den el impulso que necesitas.

Nuestro cerebro registra todo lo que has hecho y hacen otros. Inconscientemente, tienes mucha información y experiencia almacenada. Pero no eres consciente de ese conocimiento. Es así como tu instinto puede guiarte a través del mejor camino posible dándote señales sobre lo que está bien y lo que está mal.
 

Si tu decisión es correcta, no sentirás ansiedad. Te sentirás seguro y cómodo. Por otro lado, si tu decisión es incorrecta, no sentirá nada más que miedo. Las experiencias de tu vida agudizan tus instintos y te guían por el camino. Si te das cuenta de esto, aprenderás a escuchar mejor a tus instintos. Así que toma decisión con tu mente y usa tus instintos para confirmar si es lo correcto.


3.  CUANDO NECESITAS TOMAR DECISIONES RÁPIDAS

Ya hablamos que los instintos no deben ser la base para tomar decisiones. Pero si no tienes mucho tiempo para pensar bien, analizar y aplicar lógica, basa tus decisiones usando tu intuición. Por ejemplo, si te encuentras en un peligro inminente, es inútil intentar pensar lógicamente en la manera de salir de él. En casos así debes seguir tus instintos para resolver rápido.

Los instintos son la mejor manera de encontrar el camino correcto en momentos difíciles. Además que te ponen en contacto con tus verdaderas necesidades, y en decisiones rápidas debes tener en cuenta tus propias necesidades. Si tus instintos de dicen algo, lo más probable es que eso sea lo mejor para usted.


En el pasado, los instintos han tenido mala reputación. Las personas que se dejan guiar por ellos son acusadas de ser irracionales e impulsivos, pero eso está muy lejos de la realidad. Es cierto, la lógica es vital en todos los aspectos de la vida, pero la intuición también tiene su protagonismo. En determinadas situaciones, los instintos son un aspecto importante. 

La intuición o los instintos tienen señales claras, ya sea reacciones físicas o emocionales. No hay forma de que no seas consciente de ellos en cada situación o elección de tu vida. Así que aprende a equilibrar la lógica y tus instintos.