LO NUEVO

CÓMO VENCER LA ENVIDIA


La envidia es una emoción que sienten muchas personas cuando ven que carecen de alguna cualidad, logro o posesión de otra persona, y desean con todas sus fuerzas que esa persona tampoco la tenga. Si la persona envidiada está, por decirlo de alguna manera, en "igualdad de condiciones" que el envidioso, la envidia será aún peor porque el envidioso considera que es injusto que él no lo tenga también.

Es más fácil para el envidioso sentir envidia por alguien cercano que por algún empresario exitoso. Esto se debe a que constantemente nos comparamos con las personas que están a nuestro alrededor. Muchas veces también sucede que el envidioso puede ya tener esa cualidad, logro o posesión y no desea que nadie más la tenga.
 

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sentido envidia, la diferencia radica en lo que hacemos con esa emoción. O permitimos que nos carcoma el alma o la usamos como motivación para ir tras nuestros sueños y lo que tanto deseamos. No olviden que la envidia es mejor despertarla que sentirla.

Entonces, ¿cómo vencer esta emoción que puede acabar con nuestra felicidad, tranquilidad y hundirnos en un abismo oscuro y siniestro? Sigan estos consejos que les traemos a continuación:


- Céntrate en ti mismo

Deja de comparte con los demás, donde hay comparaciones siempre existen motivos para la envidia. Vive y disfruta tu vida. No envides, trabaja por eso que tanto quieres. Recuerda que "la hierba siempre se ve más verde en el jardín del vecino". Desde la distancia todo se parece perfecto, incluso si ves la Tierra desde el espacio, parece un lugar pacífico. Nadie sabe lo de nadie y no sabes las luchas que tuvo que pasar esa otra persona para conseguir lo que quería. Alégrate por ella y lucha por lo tuyo.


- Sé agradecido por lo que tienes

La envidia es el arte de ver las bendiciones de los demás en lugar de ver las propias. Así que agradece lo que tienes, lo que eres, lo que has conseguido, lo lejos que has llegado y todas las bendiciones que vienen en camino hacia tu vida. Eso te ayudará a olvidarte de envidiar a los demás.


- Enfócate en la abundancia

Vivimos en un planeta lleno de recursos, por el hecho de que una persona alcance el éxito, el reconocimiento de otros o se vuelva rico, no es impedimento para que tú también lo consigas. Hay peces para todos en el mar.


- Mira en los demás lo positivo que pueden ofrecerte

Como ya dijimos, la envidia normalmente sucede en entornos cercanos y entre personas que se consideran semejantes en méritos y circunstancias. Así que en el origen de la envidia está la solución. 

El que una persona cercana tenga éxito en algo, es en sí mismo un valor para ti. Cuando alguien se abre paso al éxito, también está facilitando que tú puedas seguir sus pasos y formes parte de su entorno. Así tendrás más oportunidades con las que antes no contabas para tener el mismo o más éxito.


Así que cuando sientas envidia, recuerda que es algo natural y que ver las cosas de otra manera más positiva puede ayudarte a superarla. Y cuando veas que alguien siente envidia de ti, recuérdale que también puede llegar a donde tú estás.