LO NUEVO

CÓMO PROTEGERNOS DE LOS VAMPIROS ENERGÉTICOS


Los vampiros energéticos son personas muy negativas, entrometidas y que no respetan límites. Hacen que cosas insignificantes sean grandes problemas, crean dramas y tragedias por doquier. Se quejan por todo y les encanta contar cada detalle de sus vidas y las vidas de los demás. 

Sólo les importa sus propias necesidades y no toman en cuenta las de los demás. Nunca se hacen responsables por sus acciones o palabras, siempre es culpa de los demás. Todo esto se debe a su inmadurez.


Los vampiros energéticos tienen el poder, consciente o inconsciente, de agotarnos física, emocional y mentalmente, volvernos inseguros y desanimarnos con sus palabras. Drenan nuestra energía. Como si fuesen una aspiradora, barren con todo a su paso. 

Son personas que toman la energía de su entorno para su propio beneficio. Algunos no saben que lo hacen, pero otros, saben que tienen esta capacidad y la usan a su voluntad. Por lo general, son personas que sólo piensan en ellas mismas y se rodean de las personas que les convienen. Se acercan a los demás para contarles sus problemas o pedir ayuda. Se hacen las víctimas e intentan provocar lástima.

También pueden llegar a comportarse con ínfulas de superioridad y humillan, critican y desvalorizan todo a su paso. Son aduladores excesivos con la víctima que desean vampirizar. Pero en realidad, sólo tratan de estar junto a estas personas para ver si pueden sacar algún beneficio.

Es por esto que es muy importante que aprendas a detectar este tipo de personas tóxicas y mantenerte lo más alejado posible de su influencia negativa. 


CÓMO RECONOCER UN VAMPIRO ENERGÉTICO

Imaginamos que llegados a este punto y a medida que ibas leyendo se te venían a la mente una o un par de personas. Este tipo de personas nos dejan decaídos anímicamente, sin energía, cansados y agotados. Incluso sin saber por qué, rechazamos encontrarnos con ellos o visitarlos. 


CÓMO PROTEGERNOS DE LOS VAMPIROS ENERGÉTICOS

Lo primero es conocer y creer que este fenómeno existe. Si no crees, no podrás defenderte de sus efectos nocivos. También es bueno saber qué personas tienen este efecto sobre ti, así te puedes proteger de su influencia negativa y tóxica. Estas son algunas recomendaciones que debes tomar en cuenta a la hora de encontrarte con vampiros energéticos:

- Mantener una distancia física de al menos 1.5 metros.

- Mantener una distancia emocional te permitirá observar su comportamientos sin que te afecte. No tomes lo que te hace o dice como algo personal o una especie de ataque. Déjalo ser y no permitas que eso te afecte.

- Hazle caso a tu intuición, cuando intente manipularte, desanimarte, humillarte o adularte. ¡Aléjate!

- Limita el tiempo que pasas con estas personas.

- Mantén la calma.

- Aprende a terminar conversaciones con estas personas, alegando que tienes cosas que hacer.

- No sientas que les debes algo.

- No trates de resolver sus problemas.

- Evita enredarte en sus chismes y conflictos.

- Carga contigo un cristal de Turmalina negra o un cristal de Cuarzo para que te proteja, pero escóndelo donde esta persona no lo pueda tocar.

- Di mentalmente una oración cuando sientas que el ambiente está pesado.


- Si esta persona no es esencial en tu vida, corta esa relación.

- Si esta persona es importante en tu vida, es conveniente hacerle saber cómo te está afectando. Por supuesto, no se trata de enfrentarla o herirla. Busca el momento adecuado y conversa con ella sobre lo importante que es para ti y lo que está sucediendo. 


El cuidarnos está en nuestras manos y el amor que irradiemos a nuestro alrededor será el mejor escudo contra esta negatividad y toxicidad. La mejor forma de tener una excelente energía es vibrando alto. Esto se llama armonía. Haz las cosas que te gustan, trabaja en tu evolución espiritual, aumenta tus conocimientos y tu moral. Cuán más sabio eres, más te acercas a vivir en armonía.