Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

3 SEÑALES DE QUE TE ESFUERZAS DEMASIADO PARA PENSAR POSITIVO


Es cierto que pensar positivo puede mejorar tu vida y cambiar tu forma de ver las cosas, pero puede ser contraproducente si te esfuerzas demasiado. Puede llegar a abrumarte el proceso de reentrenar tu cerebro. Incluso puede agotarte y hacer que afloren tendencias perfeccionistas.

Posiblemente estés pensando demasiado o comparándote con personas que son positivas. Muchos dicen que el pensamiento negativo reduce tu vibración pero ningún ser humano es perfecto y que es natural tener emociones y pensamientos negativos.

Sólo tú puedes cultivar tu camino hacia una vida más positiva, pero asegúrate de no caer en estas trampas mentales. Después de todo, no hay una sola manera o una completamente correcta de llegar a tener una vida positiva.

Por tanto, aquí les traemos algunas señales de que estás tratando demasiado de pensar positivo:


1. PIENSAS DEMASIADO EN TODO

Como ya sabes, tu mente puede ser un obstáculo para vivir una vida verdaderamente positiva. Muchos cometen el error de pensar demasiado en todo, lo que se convierte en un problema completamente diferente. Es normal querer tener una vida más positiva, especialmente en el mundo actual lleno de tanta negatividad, prisas y competitividad. 

Desafortunadamente, muchos de nuestros pensamientos tienden a inclinarse a lo negativo. Así que deja de forzar el cambio de estos pensamientos y déjalos fluir. No luches contra ti mismo para mantener una actitud positiva. También está bien que sientas tristeza, rabia, etc., sin apegarte a estos sentimientos y pensamientos. Déjalos salir de tu sistema y verás como abren espacio para todo lo positivo que quieres en tu vida.

A medida que seas más consciente de tus pensamientos, en lugar de dejarlos fluir, puede hacer que pienses demasiado en lugar de pensar en positivo. Para cambiar esto, deja que tus pensamientos fluyan sin juzgarlos. Concéntrate en "ser positivo" y no convertirte en una persona positiva. 


2. EXAGERAS

Sientes que no estás haciendo lo suficiente para lograr una vida positiva, es por esto que empiezas a implementar cuanta idea o cosa para tener una vida positiva que te encuentras a tu vida diaria. Esto sólo te abrumará y será contraproducente porque hará que te enfoques en lo exterior en lugar de tu interior. 

Ninguna cantidad de cristales curativos, plantas, sesiones de Reiki, aromaterapia, aceites esenciales, regresiones de vidas pasadas o cuanta cosa te encuentres y quieras incorporar a tu vida, pueden reemplazar el poder que llevas dentro de ti para cambiar tu forma de pensar. Nada de esto te hará pensar positivo, sin que te transformes dentro de ti, tu vida y tus pensamientos con fuerza de voluntad y práctica diaria. Cualquier cosa fuera de ti sólo te distraerá de tu meta.


3. TE COMPARAS CON OTROS

Así como las personas se comparan con otras por sus posesiones materiales, también se comparan por su forma de pensar y comportamientos. Puede parecer que es una tontería, pero de verdad sucede. Muchos se comparan en lugar de ser ellos mismos. Se necesita de mucho coraje para darte tu valor y emitir tu propia luz en lugar de alimentarte de la energía de los demás. 

Así que deja de compararte con otras personas que llevan una vida más positiva que tú. Esto solo te frustrará y te entristecerá. Algunas personas están en un lugar diferente, pero eso no las hace mejores que tú. Cada uno debe recorrer su camino en la vida, así que concéntrate en el tuyo y no en el de alguien más. Seguir el camino de otra persona sólo alargará el tuyo.

No eres ni superior ni inferior a nadie, eres igual y tienes todo el potencial que necesitas para brillar por tu cuenta.