Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

5 COSAS POR LAS QUE MÁS DISCUTEN LAS PAREJAS


Las discusiones son parte natural de cualquier relación, ya sea con tu pareja, tu familia, amigos o compañeros de trabajo. Cuando las parejas discuten, están fortaleciendo su vínculo para tener una experiencia más positiva juntos. Si tienen discusiones inteligentes y prestan mucha atención no solo a lo que dicen, sino cómo lo dicen, tendrán el éxito asegurado.

Incluso, muchos terapeutas profesionales afirman que las discusiones son una señal de una relación saludable. Por supuesto que hablamos de discusiones inteligentes, donde se busca la solución al problema o se llegan a acuerdos y compromisos, no a las donde solo se buscan culpables o alguien siempre tiene la razón.
 

Así que aquí están las cinco discusiones de las relaciones de pareja más comunes y lo que deben hacer para que no arruinen tu relación:


1. INTIMIDAD

La razón por la que ponemos esto de primero es porque es lo más tabú de la lista. La mayoría de parejas no hablan bien sobre este tema y puede ser frustrante. La cantidad no es suficiente o es demasiada, la creatividad o su ausencia, no les gusta mucho lo que hacen, es siempre lo mismo, a menudo puede ser un factor que divida a la mayoría de parejas. 

La solución es simple: comunicación abierta y equilibrio. Aclaren exactamente cuáles son sus problemas. Solo sabiendo lo que quiere cada uno los hará llegar a un compromiso saludable que los hará felices a ambos. 


2. NIÑOS

La responsabilidad de cuidar a seres humanos completamente indefensos cambia la dinámica de cualquier relación. Ya sea que estén casados o no, una vez que son padres, lo más probable es que empiecen a discutir por su hijo. Eso es perfectamente normal. Discutirán por la forma de cuidarlos, criarlos, educarlos. Esto se debe a que crecieron en diferentes hogares. Es normal que estén en desacuerdo en muchas cosas y puede que nunca cambie. Sin embargo, hay formas de superarlo sin que dañe su relación.

Lo principal es no permitir que tu hijo presencie las discusiones, no permitir que la rabia se salga de control y discutir de forma constructiva, no criticando ni insultando. Den sus puntos de vista, su manera de ver las cosas. Sean empáticos con su pareja. Lleguen a acuerdos y compromisos. 


3. QUEHACERES

Ya sea que se trate de limpiar, lavar platos o ropa y el orden es una de las principales batallas con su pareja. De hecho, una encuesta arrojó que el 25% de los divorcios son por las peleas por las tareas del hogar. Este es un número elevado, pero el tema de las tareas del hogar se puede resolver. Incluso puede salir de esto más felices y realizados en su relación.


Mantengan un pensamientos positivo y no olviden que deben cambiar para ser mejores personas y tener una relación saludable. Hablen, lleguen a acuerdos y compromisos. Sean abiertos sobre lo que le molesta a su pareja. El machismo es pasado y el tema tampoco es que "ayudes" a tu esposa. No es ayuda, la casa y las cosas son de los dos y los dos tienen que cuidarlas. Repártanse las tareas y comprométanse.


4. DINERO

Las discusiones financieras son mucho más comunes en las parejas jóvenes. El dinero es parte de la vida y hoy en día todo cada día es más caro, no hay forma de evitar este tipo de discusiones. 

La clave en este problema es la colaboración. Trabajar juntos para resolver sus diferencias financieras y llegar a acuerdos de cómo distribuir las cuentas, los gastos, las compras, etc. Son un equipo.


5. COMPROMISO

Los problemas de compromiso puede arruinar fácilmente una relación si no se cortan de raíz. Si no confían lo suficiente en que su pareja se mantenga en una relación estable, esto quebrará la relación. Un problema tan profundo como este puede sabotear una relación.


De todas las razones por las que las parejas discuten más, este es el más difícil de resolver porque implica cambiar las creencias de alguien. Hay personas que simplemente no creen en el compromiso o piensan que todas las relaciones terminan en algún momento. 

La clave es que supere el miedo al compromiso. Trate de entender por qué son como son sin querer cambiarlos. Asegúrense de que ambos se sienten bien y cómodos en la relación.


Las discusiones de pareja nunca son agradables, pero recuerden mantenerse positivos. Así fortalecen el vínculo ante cada obstáculo que se presente y les demostrará que tan profundo, fuerte y verdadera es su relación.