Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

4 SEÑALES DE QUE ESTÁS EN UNA RELACIÓN EGOÍSTA


Nada hace que una relación sea más desequilibrada y poco saludable que el comportamiento egoísta de una de las partes. Todo somos o podemos ser egoístas en algún momento de nuestras vidas. Pero ser egoísta constantemente en una relación, es otra cosa. Si esto sucede en tu relación es probable que sea momento de tomar una decisión. Debe haber equilibrio para que una relación sea armoniosa, amorosa y sana.

Si tu pareja es egoísta, probablemente esté ocultando algo que lo avergüenza mucho. El dar amor o preocuparse por otro lo hace sentir fuera de control y amenazado, lo hace sentir vulnerable y con miedo a que se revele la razón de su vergüenza. 

Así que ha llegado el momento de dar un paso atrás y preguntarte si es amor verdadero o simplemente el egoísmo que controla la relación. Por tanto, aquí hay cuatro señales de que estás en una relación egoísta:


1. TU PAREJA SIEMPRE TE CRÍTICA Y MENOSPRECIA

En una relación saludable tu pareja te motiva y anima a lograr tus metas y sueños. Una persona egoísta te hace sentir inútil, nunca considerará tus necesidades. Todo siempre es sobre ellos, sus necesidades y sus metas. Si te das cuenta que das y no recibes, esto es el desequilibrio de una relación egoísta. Una relación unilateral no prospera.


2. TU PAREJA PIENSA QUE LO QUE ÉL O ELLA HACE ES MÁS IMPORTANTE

Las personas egoístas no pierden tiempo considerando las necesidades de los demás, ni siquiera de su compañero de vida. Creen que el mundo les debe mucho y que tienen todo el derecho a ponerse ellos mismos en primer lugar.  Es muy diferente tener una buena autoestima y ser egoísta. El comportamiento egoísta es una forma de traición y abuso. Es agotador y tóxico.

Si no defiendes lo que tú quieres, nadie más lo hará, menos tu pareja egoísta. Demuestra lo que vales y tu amor propio para luchar contra cualquier comportamiento egoísta en una relación. Hazte respetar.


3. TU PAREJA ES COMPETITIVA E INSEGURA

Hay un tercero dentro de tu relación, un monstruo llamado Envidia. Una persona que siempre está tratando de ser más astuto o mejor que su contraparte es una persona insegura con egoísmo severo. Si tu pareja te envidia es porque tienes algo que él o ella no tiene. La envidia es una enfermedad. En una relación sana, ambos se ayudan a crecer y ser mejores personas y se motivan a ser mejores en todo lo que hacen. 


4. TU PAREJA NO PIDE PERDÓN NI SE DISCULPA

Si tu pareja no dice nunca "lo siento", "discúlpame" o "perdón" cuando mereces que lo diga porque ha hecho algo ofensivo o hiriente, es señal que es una persona egoísta. Para las personas egoístas los valores morales no existen, no saben de arrepentimiento ni de malos comportamientos. Todo se trata sobre ellos. No ven ni son responsables de sus errores. Si a tu pareja la impulsa una naturaleza egoísta que nunca se arrepiente de nada, tienes frente a ti un alma egoísta.


Ninguna relación es perfecta, pero cuando no hay consideración, respeto o confianza, puede convertirse en una relación abusiva y tóxica. Sólo tú puedes darte cuenta si sólo es un poco de egoísmo o estás en una relación egoísta. Es hora de tomar una decisión, tener amor propio y autoestima para salir de esta relación tóxica y egoísta.