Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

7 SEÑALES DE QUE ESTÁS SACRIFICANDO DEMASIADO EN TU RELACIÓN


Una relación saludable se compone de dos personas totalmente comprometidas que se encuentran en un punto medio en cualquier tema o decisión. Si sientes que tu relación te agota o que das más de lo que recibes, es posible que estés sacrificando demasiado para que tu relación funcione.

No deberías sacrificarte por nadie, tu deber es ser fiel a ti mismo.

A continuación les traemos siete señales de advertencia de que estás dando más de lo que recibes, es decir, sacrificando demasiado para que tu relación funcione sin obtener mucho a cambio:


1. LA FELICIDAD DE TU PAREJA ES UNA MONTAÑA RUSA

Con altos y bajos pero tu pareja no crea dentro de sí misma su felicidad, sino que recurre a ti como su principal fuente de felicidad. Es decir, cree que es tu tarea mantener su felicidad y estado de ánimo en niveles altos.

Por supuesto, las personas aspiramos a hacer felices a las personas que amamos pero esto se convierte en un gran problema cuando dependen de todo lo que está afuera de ellos para tener realización. Así no funciona la felicidad. La felicidad está dentro de nosotros mismos. Nadie debe estar a cargo de nuestra felicidad, excepto nosotros mismos. 


2. CONCEDES DEMASIADO 

Tu pareja nunca o casi nunca cede. No quiere llegar a acuerdos o puntos medios. Tu relación es como una calle en un sólo sentido. Espera que hagas todo lo posible - e imposible- por ellos, pero no están dispuestos a hacer lo mismo por ti. 

Tal vez no fue así al principio, pero las personas cambian cuando ya te tienen asegurado o cuando sucede algo significativo en su vida que se les sube a la cabeza y los hace creer que son más importantes, como un ascenso en su trabajo, por ejemplo. O simplemente ya eran así y sólo te estaba mostrando una máscara para conquistarte. 

Sin embargo, en una relación saludable se requiere dar y recibir de ambas partes. Una calle de doble vía. Así que, si tu pareja no se esfuerza por cumplir también tus deseo o respetar tus opiniones, evalúa si estás en una relación saludable o no.


3. NO TE SIENTES FELIZ

Nunca debes arriesgar tu propia felicidad para que una relación funcione. Si permaneces en una relación sólo por comodidad y no porque te sientas bien, sólo hará más larga tu agonía e infelicidad, y podrías hacerte mucho daño.

Sé valiente y toma la decisión no dejar ir esa relación que no te hace feliz. Puede que duela al principio, pero valdrá la pena. Así cuando conozcas a tu verdadero amor estarás libre para disfrutar de su amor.


4. CON MUCHA FRECUENCIA TIENES QUE CUIDAR SUS EMOCIONES

Parte de estar en pareja es apoyarse en situaciones difíciles, pero de ahí a constantemente tener que mejorar el estado de ánimo de tu pareja, hay un abismo de diferencia. Si tu pareja no puede equilibrar sus emociones y explota exageradamente por cada pequeña cosa que sucede y tienes que cuidar cada cosa que dices y haces para no hacerla molestar, es probable que sea hora de que dejes que trabaje por sí misma en sus problemas sin tener la responsabilidad de estar en una relación.


5. TU PAREJA TE PIDE QUE CAMBIES 

El crecimiento y desarrollo personal es maravilloso, pero eso es muy diferente a que tu pareja quiera amoldarte a su conveniencia. Así ames verdadera y profundamente a esta persona, es obvio que ella no te ama de verdad y no le gusta la persona que eres.

Obvio que al principio hicieron clic, pero la gente cambia con el tiempo y quizás ya no estén de acuerdo con tus valores, personalidad o perspectiva de la vida. Así que aléjate de esta relación que no te honra a ti ni a tu ser interior.


6. NO ESTÁS DE ACUERDO CON SU ESTILO DE VIDA

Obvio, cada quien vive su vida como le parezca pero si tu pareja fuma, bebe, consume drogas o simplemente lleva un estilo de vida poco saludable o que no va acorde con tus principios y valores, y esto afecta y causa turbulencias en su relación, es hora de decir adiós.

Mereces una pareja que quiera ir en la misma dirección que tú, así que no te conformes con menos.


7. SÓLO TÚ DEMUESTRAS AMOR Y CARIÑO

Todos sabemos que dar debe ser un acto desinteresado y sin esperar nada a cambio, pero no se siente bien dar todo tu amor y cariño a una persona que nunca demuestra cuánto te quiere o se preocupa por ti. 

Por supuesto que no todas las personas somos iguales y demostramos el amor de diferentes maneras, a unos les cuesta más que a otros, pero tu pareja debería hacerte sentir que le importas y te quiere de alguna forma. 

Si continuamente demuestra tu amor, pero tu pareja nunca hace el más mínimo esfuerzo por devolverlo, podría ser el mejor momento para alejarte de esta relación.