Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

7 COMPORTAMIENTOS NEGATIVOS QUE DEBES IGNORAR


Nuestra vida es un reflejo de lo que pensamos. Nuestro proceso de pensamiento es realmente complejo y se desarrolla según una serie de factores internos y externos. Así que, según los pensamientos que tengamos, positivos o negativos, desarrollaremos varios comportamientos positivos o negativos. 

Por lo tanto, las personas que han pasado por situaciones difíciles en la vida tienen sus procesos de pensamiento afectados y a su vez, esto afecta su comportamiento.


Esto no quiere decir que debemos ignorar por completo a alguien, sino ciertos comportamientos negativos que tenga. Mientras esta persona se esté comportando de forma negativa, puedes desarrollar tu fuerza interior haciendo algo positivo por ella, como: orar, sonreírle, envíarle energía positiva, etc.

Ahora sí, analicemos los siete comportamientos negativos de las personas que debes ignorar y cómo puedes ayudarlos:


1. EL DRAMÁTICO

Todos los seres humanos tiene un don para lo dramático. El drama está en todas partes: películas, novelas, televisión, radio, Internet. 

Esta presencia abrumadora de drama hace que las personas se vuelvan literalmente adictas a este comportamiento. Probablemente lo encuentres en estas situaciones:

- El compañero de trabajo que juega el juego de la culpa.

- El amigo al que le encanta el chisme.

- Tu pareja o ser querido que se victimiza.

Sea cual sea la fuente o la gravedad, el comportamientos dramático es abrumadoramente negativo. En lugar de aceptar este comportamiento cuando se dirige hacia ti, compórtate con confianza y compostura. Cuanto más fuerte sea este comportamiento, más relajado y positiva debe ser tu respuesta.

Sé un ejemplo comunicándote y expresándote pacíficamente. No permitas que el drama te afecte.


2. EL DETRACTOR

Sólo hay una persona que conoce tus capacidades y lo que puedes lograr: tú. Cualquier tipo de comportamiento que tenga como objetivo degradar o descalificar tus capacidades o lo que quieres lograr debe ser ignorada al máximo.

Negar o oponerse a tus ambiciones es un comportamiento negativo inaceptable. No permitas que las opiniones negativas y sin fundamento de estas personas limiten tu forma de pensar y luchar por tus sueños y metas.

Quizás has estado en este tipo de situación, pero es importante ver más allá y a pesar de esto, actuar con confianza y positivamente. Así fortalecerás tu confianza y harás que esta persona se sienta culpable cuando vea que lograste lo que decía que no podías.


3. EL MANIPULADOR

Algunas personas siempre están buscando a quien puedan usar para avanzar en sus metas, por cualquier medio posible. En pocas palabras este es un comportamiento manipulador.

Las personas que intentan manipular a menudo lo hacen jugando con las emociones de los demás para conseguir lo que quieren. No hay una manera fácil de detectar este comportamiento, pero una manera sencilla de hacerlo es prestar atención al historial de la persona, así que contesta estas preguntas:

- ¿Le has pillado una mentira?

- ¿Generalmente tienen actitud negativa?

- ¿Difunden chismes o rumores sobre otras personas?

- ¿Muestran comportamientos individualistas o egoístas?


En general, las personas manipuladoras muestran estos y otros comportamientos negativos que pueden revelar su capacidad de manipulación. También piensan que son más inteligentes y más hábiles que cualquier otra persona.

Ten en cuenta estos comportamientos y mantente alerta de los manipuladores. Permanece positivo y con confianza en ti mismo, no le permitas que te manipule, mientras le envías energía positiva a esta persona. Esta podría ser la diferencia para hacerle cambiar su comportamiento manipulador hacia ti.


4. EL TERCO

Veamos algunas características del comportamiento terco:

- Negarse a escuchar las opiniones de los demás.

- Ser firme en que sus ideas o deseos son los más importantes.

- Rechazan el cambio.

En realidad, algunas veces todos nos comportamos de forma terca. Sin embargo, algunas personas muestran este comportamiento en una magnitud que supera por mucho lo normal.

Como la mayoría de comportamientos negativos, la terquedad empieza por experiencias negativas a temprana edad. Puede venir por el ejemplo de sus padres, traición de la confianza e inestabilidad en la infancia.

Pero olvidémonos qué desencadenó este comportamiento y centrémonos en cómo lidiar con él. La terquedad es difícil y tiene muchas formas. Tal vez tengas un compañero de trabajo o amigo que se niega a escuchar, un padre que te juzga constantemente o alguien que nunca te da el beneficio de la duda. 

La solución es simple, no responda con su propio comportamiento obstinado y dirija positividad hacia esta persona. Muéstrate confiable, compasivo, comprensivo y que aprecias las cosas positivas de esta persona.


5. EL IMPACIENTE

La impaciencia puede definirse como la falta de paciencia o comportamiento irritable, de ansiedad o intranquilidad por algo que se espera o desea. Las personas impacientes demuestran este comportamiento ante cualquier cosa que obstaculice o agudice la búsqueda de sus objetivos. Puede ser algo tan simple que no soportar el tráfico en una hora pico y adelantar los vehículos por zonas o formas indebidas o por casi cualquier cosa. 

Al igual que la terquedad, todos tenemos la tendencia a ser impacientes a veces. Pero algunas personas son impacientes al extremo. Estas personas detestan ser retenidas en cualquier momento o lugar, sin que esto esté contribuyendo a algún beneficio propio.

La impaciencia también se desarrolla desde temprana edad a partir de experiencias negativas, malentendiendo la naturaleza de sí mismo y de los demás, y una persistente sensación de inseguridad. En muchos casos, se debe a la prohibiciones de los padres.

Cuando tratas con una persona impaciente, es importante entender cómo funcionan. Por ejemplo, a estas personas les encanta tener el control y cuando no lo tienen, se enojan y frustran. La mejor manera de lidiar con ellas es siendo corteses pero directos. No andes por las ramas, esto no te llevará a ninguna parte con una persona impaciente. Sé firme pero justo.


6. EL MOLESTO

Alguien molesto te irrita o enoja, y estar así sólo aumenta el factor de molestia, aumentando la posibilidad de una discusión. De esta manera, el comportamiento molesto es un arma de doble filo.

Si un comportamiento es o no molesto puede ser cuestión de perspectiva. Para algunas personas ciertos comportamientos pueden ser molestos pero para otras no. Es muy subjetivo, ya que en la mayoría de los casos las personas molestas no tienen idea que lo son.

La mejor manera de lidiar con este comportamiento es simplemente controlar tus emociones. Respira profundo, deja salir el aire lentamente y concéntrate en respirar normalmente. Relaja tu cuerpo, cierra lo ojos y repite la palabra "calma", imaginando que la calma fluye por tu cuerpo de pies a cabeza.

Es posible que a veces tenga que defenderse, por supuesto, hágalo en privado y cortésmente, pero sea firme y directo. Muestre aprecio por la persona, esto aumentará la probabilidad de que cambie su comportamiento molesto.


7. EL AUTOCRÍTICO

Y por último, pero no menos importante, es nuestro propio crítico interno. Así como los seis comportamientos anteriores necesariamente no definen a los demás, ser tu mayor crítico tampoco te define a ti.

Lo que consideras defectos en realidad son marcas de individualidad. Muchas personas que son consideradas las más bellas, ricas y privilegiadas del planeta son increíblemente solitarias y depresivas. ¿Por qué? Simplemente porque son su peor crítico. 

Es crucial que te cuides de estos pensamientos autocríticos y te aceptes tal cual eres. Es cierto que podemos mejorar en muchas cosas para ser mejor persona pero la perfección es un mito, no hay nada perfecto. Ámate perfectamente imperfecto.