Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

¿TIENES UNA AMISTAD TÓXICA?


Las amistades son una parte maravillosa de nuestras vidas y aunque la mayoría son positivas, nunca falta alguna que se vuelva tóxica. Cuando esto sucede, es importante ver las señales y hacer algo al respecto, porque esta toxicidad puede afectar negativamente tu vida. 

Así que, estas son las tres señales que te indican que es hora de cortar una amistad tóxica: 





1. DAS PERO NO RECIBES

Las relaciones positivas funcionan si existe un perfecto equilibrio. Se necesita que ambas personas involucradas se esfuercen para hacer una gran amistad. Si sientes que ya no es reciproco y que eres tú quien busca, quien hace favores y cuando pasan tiempo, no es lo mismo que antes, es hora de averiguar por qué ya no demuestra interés.

Una verdadera amistad es capaz de continuar desde donde se quedó. El tiempo y la distancia no hacen diferencia. Si sus reuniones se sienten forzadas, significan que ya están tomando caminos separados y eso está bien. La amistad no debe forzarse.


2. TE SIENTES MAL DESPUÉS DE HABLAR O VERTE CON ESTA PERSONA

Después de compartir con tus amigos, debes sentirte animado. Una amistad debe aportar valor a tu vida, no quitarle. Celebrar la vida contigo, no traer oscuridad a ella. Si te sientes agotado, que absorbe tu energía, tal vez sea hora de considerar por qué esta persona sigue siendo tu amiga y si de verdad es necesaria para tu vida.

Todos tenemos días malos o situaciones difíciles y que necesitamos desahogar, que nos alienten, nos den amor y paciencia. Pero, si esta relación empieza a afectar tu vida de manera significativa y ya no es agradable, es momento de establecer límites. Es por tu bienestar.





3. SUS CAMINOS Y ESTILO DE VIDA HAN CAMBIADO DRAMÁTICAMENTE

Tener una buena amistad no significa que tengan todo en común, pero sí lo suficiente como para permanecer juntos y divertirse. Cuando los caminos empiezan a ir en direcciones opuestas donde sienten que ya no se conocen, puede ser momento de evaluar tu relación. Especialmente si es de una manera que no va con tu valores, principios y creencias.

En la vida, las personas van y vienen, y sólo se quedan unos pocos que siempre tienen un lugar especial en nuestros corazones, incluso si los vemos de vez en cuando. Los cambios de los que hablamos tienen que ver más con la energía e influencia tóxica que estas personas puedan traer a tu vida. Cuando empiece a afectar negativamente tu vida, es hora de salir. 

No olvides que ninguna relación es un desperdicio y cada persona que llega a nuestras vidas viene a enseñarnos algo.