Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

CÓMO TENER UÑAS MÁS SANAS Y FUERTES EN CASA


Cuidar de manera correcta tus uñas es simple y puede mejorar tu apariencia y subir tu autoestima. No es necesario estar yendo al spa de uñas para tener unas uñas sanas y fuertes. Con el cuidado adecuado en tu casa puedes mejorar su aspecto y favorecer la salud de tus cutículas. Tu alimentación también es muy importante para tener unas uñas sanas y fuertes. 

A continuación veremos ocho cosas practicas que puedes hacer en casa para mejorar la salud de tus uñas y cutículas:





1. CORTAR TUS UÑAS

Las uñas cuidadosamente cortadas son atractivas. También demuestra que te interesa lo suficiente tu apariencia, que te gusta mantener bien arreglado.


A parte que, por salud, debes hacerlo. Tus uñas pueden albergar gérmenes, suciedad y bacterias.

Si usa las uñas demasiado largas, corres el riesgo de propagar enfermedades de las uñas a la boca o al tocarse la cara. También puedes transmitir gérmenes a otra persona.


2. EVITA LAS UÑAS SINTÉTICAS

Las manicuras de gel son duraderas y no requieren mucho mantenimiento pero pueden causar daños a largo plazo en sus uñas. El uso constante de uñas de gel podría aumentar el riesgo tener cáncer de piel y hacer que tus manos envejezcan prematuramente.

Entre muchos otros, las uñas de gel tienen estos efectos secundarios en tus uñas: se vuelven quebradizas, escamosas o tienden a agrietarse.

Si no puedes dejar de ponerte uñas de gel, al menos, permite períodos de descanso para tus uñas entre las manicuras en gel. También pídele a tu manicurista que esterilice todo el equipo, que no corte o empuje agresivamente tus cutículas. Usa protector solar en tus manos antes de tu manicura en gel. No retires tu misma el gel, que lo haga tu manicurista.


3. DEJA QUE TUS UÑAS DESCANSEN DEL ESMALTE

El color en tus uñas puede alegrar cualquier atuendo. Sin embargo, usarlo todo el tiempo puede debilitar tus uñas.




Debes pasar por períodos de varias semanas sin usar esmalte, este descanso le da tiempo a tus uñas para sanar y fortalecerse.


4. NO ABUSES DE TUS UÑAS

Algunas personas realizan tareas con sus uñas que las perjudican. Como abrir botellas, raspar cosas pegadas en superficies, etc. Esto hace que tus uñas se debiliten y vuelvan quebradizas. Así que mejor busca otro objeto o herramienta que haga ese trabajo.


5. NO SEAS NEGLIGENTE CON LA SALUD DE TUS CUTÍCULAS

Tus cutículas pueden volverse secas y escamosas. Así que hidrátalas diariamente con crema, frotándolas suavemente. No las cortes, si lo hace puede dañar tu uñas y permitir que las bacterias las infecten. Usa guantes para tus actividades domesticas de limpieza.


6. ALIMÉNTATE BIEN

Tener una dieta rica en grasas saludables, calcio y proteínas magras puede ayudar a la salud y bienestar de tus uñas. Come: pavo, pollo, salmón, pescado, camarones, frijoles, productos de soya, proteínas de origen vegetal, y aumentar el consumo de calcio en: yogurt griego, leche, queso cottage. Y finalmente las grasas saludables como: almendras, aceite de canola, aceite de oliva, aguacate.


7. NO TE LAS COMAS

Existen varios efectos secundarios de comerse/morderse las uñas, por ejemplo, puedes dañar su tejido y causar dolor. También hace que se vean antiestéticas y asimétricas. 




Además, cuando te llevas las uñas a la boca puedes estar transfiriendo virus y bacterias a tu organismo. Este hábito, a parte de ser desagradable, te hace más susceptible a enfermedades y da la apariencia que no eres una persona de fiar. Los demás te verán como una persona nerviosa, ansiosa o deshonesta. Esto puede enviar un mensaje incorrecto de tu verdadera personalidad.


8. MÁNTENLAS LIMPIAS

Siempre que laves tus manos, asegúrate de limpiar bien las uñas. Frota debajo de ellas para eliminar el mugre y los gérmenes. 


Hacer estas tareas básicas de mantenimiento puede ayudarte a mantener una uñas sanas, fuertes y atractivas. Darás buen aspecto y confianza a los demás, y te sentirás bien contigo mismo.