LO NUEVO

LOS TRAUMAS INFANTILES AFECTAN TUS RELACIONES ADULTAS, HE AQUÍ EL POR QUÉ


Cada niño es merecedor de amor, alegría, respeto y de mucha diversión, lamentablemente no todos tienen la suerte de tener una infancia adecuada, con los cuidados requeridos y con una salud emocional adecuada.

Muchos niños batallan con cosas inexplicables que no deberían ni siquiera imaginar, la niñez es una etapa sumamente importante donde nos preparamos para afrontar el mundo no como un adulto, cada niño tiene una percepción de su entorno completamente distinta, ya que, todos han vivido y han crecido en distintos tipos de hogares.


Los recuerdos de la niñez deben ser algo precioso y agradable de recordar, el no tener relaciones sólidas desde una edad tan temprana afecta el desarrollo social de los niños, complicándoles su desarrollo emocional, el cómo se expresan y actúan.

La niñez es una etapa donde los traumas se desarrollan velozmente, no todos los niños pueden procesar esos sucesos correctamente, muchos de ellos crecen con el malestar en su pecho y estómago por lo que pudieron llegar a vivir, teniendo así más dificultades en su vida como adolescente y adulto.

El crecer en un hogar disfuncional hace que el niño aprenda conductas de comportamiento negativo, haciendo que crezca con una percepción errónea de cómo son las relaciones adultas, muchas veces el niño tiene a seguir y repetir estos comportamientos. 

El abandono que se sufre al tener un hogar disfuncional afecta tanto el presente como el futuro de un infante, el papel de padre o cuidador es el reflejo de como el niño ve el mundo, cuando este impone responsabilidades que no corresponden al niño este comenzará a llevar con ellas a cuestas, haciéndolo actuar como un adulto pequeño cuando lo que realmente debería estar haciendo es disfrutar su niñez y quemar adecuadamente sus etapas.

Para que un niño pueda crecer adecuadamente y con menos traumas es importante que sus padres o cuidadores tengan buen comportamiento y una buena personalidad, necesitan estar seguros y ser amados, que puedan confiar en su entorno. En cada momento de la niñez se necesita mucho apoyo, en todo momento.


Traumas que adquieres en la niñez que te perjudican en tu vida de adulto


El abandono no es solo el causante principal de grandes traumas en la infancia, de hecho, hay más de lo que puedes creer, aquí te señalamos unos pocos para que te hagas una idea:


-Abuso físico

-Abuso verbal

-Bullying

-Abuso sexual

-Descuido

-Accidente automovilístico o accidente en general

-Testigo de violencia doméstica

-Desastres naturales

-Fallecimiento de un familiar/ ser querido

-Negligencia emocional

-Condición médica, ya sea propia o de su cuidador

-Cirugías constantes, ya sea propia o de su cuidador


Como influye el trauma en tus relaciones adultas

Cada persona vive y lidia con su trauma a su manera, unos lo llevan mejor que otros, siempre se recomienda buscar ayuda profesional para gestionar sus emociones y recuerdos de la mejor manera. Estos pueden generar ciertas circunstancias en la vida del niño cuando crece como:


Miedo al abandono

Tienden a sufrir de ansiedad y de ataques de pánico recurrentes, en sus relaciones personales siempre están nerviosos por cuando los van a dejar o si los van a dejar, también suelen convertirse en víctimas de abusos domésticos, relaciones tóxicas e incluso pueden perder la vida. Sienten que tiene un problema y que es su culpa que las personas importantes los dejen atrás, algunas señales del miedo al abandono son:


-Apego ansioso en sus relaciones personales

-No mantiene la calma ante una discusión

-Es posesivo y muy celoso

-No atiende sus necesidades personales ya que pone a todos antes que el

-Depende mucho de las personas a su alrededor


Sufren de ira

Al tener que lidiar con tantas cosas desde una edad tan corta puede que al paso del tiempo empiece a ser una persona que se irrita con facilidad, que no tenga paciencia ni tolerancia. Suelen perseguir una perfección que realmente no existe, ya que los adultos a su alrededor solo hacían críticas y exigencias absurdas.


Necesitan mucho tiempo a solas

Cuando se crece con mucho estés siempre se buscará la forma de librarse de él lo más pronto posible, el niño a medida que vaya creciendo puede llegar a sufrir de estés crónico. Suelen ser personas muy nerviosas, prefieren estar a solas porque pueden mantener el estrés bajo control. Le es difícil relacionarse con otras personas ya que no sale mucho y prefiere relacionarse con personas que no los fuerzan a salir de casa contra su voluntad.


Tienden a tener relaciones tóxicas

Al crecer en un ambiente decadente o peligroso el niño crecerá con una percepción del mundo errónea, ya que muchas de las malas actitudes y malos comportamientos que lleguen a tener las personas de su entorno pueden relacionarlo al amor, el miedo a estar solo también influya bastante, ya que prefiere soportas muchas cosas que no debe a estar solo. Lamentablemente asemejan la violencia y la decadencia como lenguajes de amor y no hay nada que los haga entrar en razón de que se equivoca, ya que eso es lo que siempre ha vivido.


Temen el compromiso

Como hay personas que se comprometen de más con quienes no deberían, están los que no pueden comprometerse con nada ni nadie, es una clara secuela del abandono a temprana edad, para evitar que me dejen es mejor no tener nada comprometido de por medio, es lo que llegan a pensar, piensan que es la mejor decisión que pueden tomar, pero realmente no es así, se lastiman ellos y lastiman sin querer a la otra persona involucrada. 

No confían plenamente en las personas, al no tener un adulto de confianza no pueden evitar no estar alerta con todos porque siempre hay una probabilidad de que intenten lastimarlo.


No todos tenemos las mismas oportunidades al crecer, no todos tienen a alguien que le dé una mano amiga sincera, no todos compartimos los mismos privilegios, ser amable y tener empatía por los demás no es complicado, nunca sabemos cuánto sufre y por la cantidad de cosas que ha tenido que pasar la persona de al lado, brindar una sonrisa sincera y unas palabras amables a cualquier persona en cualquier momento puede hacer la diferencia.

No pudimos cuidar la infancia de muchos adultos, si tiene hijos o algún niño a su alrededor, intente ser un adulto confiable, acérquese con honestidad, la infancia de un niño debe ser protegida con paredes de piedra reforzadas con metal si es necesario, cuidarlos del daño que pueden causar otras personas les permitirá vivir un poco más felices, los niños son el hoy y el mañana, cuidemos lo que nos llegará a cuidar algún día.