LO NUEVO

COSAS QUE TE CAUSAN ANSIEDAD Y NO LO SABES


El trastorno de ansiedad es un problema del que padecen más personas de las que parecen, muchas de éstas no saben qué hacer o como pedir ayuda, hasta cierto punto es algo natural y normal que pasa en lo largo de la vida, lo preocupante es cuando se vuelven más frecuentes los episodios de ansiedad, cuando los episodios son más frecuentes lo ideal es ir a buscar ayuda con un terapeuta o con un psicólogo.


Causas

- Las relaciones tóxicas. Los problemas en las relaciones no saludables te deprimen y te causan mucho estrés, te dañan la autoestima y muchos factores importantes en tu vida. El tener una relación con alguien que te manipula y te lastima a su placer es un daño grave a tu integridad, causando que llegues a sufrir de ansiedad crónica. Asegúrate de elegir bien tus amistades y tu pareja, en caso que llegues a tener una relación así, sal de allí y busca ayuda para tratar tu salud.


- Pasas mucho tiempo solo. Esto resulta inconveniente cuando es más de lo necesario, siempre es bueno tener un tiempo a solas para refrescar la mente, dedicarte a ti mismo y cuidar de ti, por otro lado, el estar encerrado sin compartir tiempo con otras personas o con tus seres queridos te puede llevar a pensar cosas que no van a pasar y cosas que puedan llegar a lastimarte.

- No comer bien. Hay algunos alimentos que son conocidos por estimular los sentimientos angustiantes, el café y los refrescos que son altos en cafeína te sobre estimulan cuando te sientes ansioso, es mejor consumir bebidas sin cafeína para evitar que el malestar aumente.

Los alimentos altos en azucares y carbohidratos afectan los niveles de azúcar en la sangre llegando a afectar tus nervios haciéndote sentir mareado o con malestar, este puede llegar a ser más recurrente si consumes éste tipo de alimentos con regularidad, lo más conveniente es no consumir alimentos que puedan afectar tu salud.

- Tienes deficiencia de vitaminas o minerales. La deficiencia de B6, B12 o magnesio afecta la funcionalidad del cerebro causando que te sientas cansado, irritable o sensible. Y estos son factores que causan mucha ansiedad.

- Recuerdos recurrentes. Algunos recuerdos del pasado pueden llegar a ser tormentosos, malas experiencias y miedo. El no sanar el pasado tiene como consecuencia los recuerdos recurrentes, lo importante es están en el presente y pensar en el futuro, el pasado lamentablemente no se puede cambiar.


- Noticias del mundo. Las noticias causan un gran impacto en la salud emocional de las personas, es preocupante la situación ambiental o el vandalismo, los crímenes violentos y de más, no siempre se puede hacer oídos sordos ante situaciones.

- Estar deshidratado. Si no bebes suficiente agua durante el día puedes tener graves afecciones más tarde, las células cerebrales necesitan una constante estimulación por medio del agua. Si no estás consumiendo agua constantemente no puedes eliminar correctamente las toxinas de tu sistema.

- No tienes control de tu vida. El no estar viviendo la vida que quieres es una fuente de ansiedad grave, el hacer las cosas que quiere otra persona, el vivir como quiere otra persona te impone un sentimiento de inferioridad al no tener control sobre cosas que no deben estar en manos de otra persona, toma las riendas de tu vida y vívela como mejor te parezca, no le debes explicaciones a nadie.

- Situaciones sociales. La incapacidad de cambiar las cosas que te rodean o que no están a tu alcance, es un problema grave, es difícil socializar con normalidad, asistir al trabajo o la escuela, te absorbe y te consume.


- No puedes decidir. En la vida hay que tomar muchas decisiones, unas más importantes que otras, la incapacidad de decidir genera mucha ansiedad, ya sea del miedo al fracaso, temor al futuro y las consecuencias que traigan estas decisiones.

La ansiedad es una enfermedad que debe ser tratada, si estás abrumado, te sientes cansado, no tienes ánimos de hacer nada, no te estás alimentando bien, es necesario que busques la ayuda correcta, no debes pasar malos ratos, no lo mereces, no te avergüences de pedir ayuda, no esperes llegar al fondo.