LO NUEVO

CÓMO ROMPER CON EL ABUSO EMOCIONAL


Las personas que han sufrido abuso emocional saben que es una experiencia dolorosa y confusa. Algunos continúan sufriendo abusos porque se niegan a enfrentar situaciones difíciles que deben resolver. La naturaleza del abuso se alimenta de estas situaciones sin enfrentar, lo que lleva a un ciclo perpetuo de abuso emocional que genera más abuso.

Para escapar de una relación enfermiza, también hay que escapar de esa espiral repetitiva. Por supuesto, es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Es por esto que aquí les traemos cinco pasos para romper con el ciclo de abuso emocional en el que estás involucrado, no importa si eres mujer o hombre, hoy en día este y otros tipos de abuso no distinguen género:


1. RECONOCE QUE ESTÁS EN UN CICLO DE ABUSO EMOCIONAL

El abuso emocional muchas veces es sutil. Es por esto que puede pasarse por alto fácilmente, se minimiza o se hace como si no pasara nada. Para romper este ciclo, debes reconocer que está sucediendo.

Para esto también debes aprender a reconocer la conducta emocionalmente abusiva de tu pareja que puede incluir los siguientes comportamientos:

- Te aísla: Te separa de tu familia y amigos. Siembra entre tu familia, amigos y tú descontento para que dejes de verlos con frecuencia o trata de monopolizar tu tiempo.

- Te invalida: Descarta o minimiza tus sentimientos, emociones y experiencias. Te hace ver que tus preocupaciones son infundadas o insinúa que eres demasiado sensible, egoísta o exagerado.

- Chantaje emocional: O usar tus emociones en tu contra. Este tipo de manipulación incluye hacerte sentir culpable y usar tus miedos y defectos para manipularte. También implica humillarte en público, no darte afecto o dejar de hablarte como "castigo".

- Controlar tu comportamiento: No permitirte salir o realizar ciertas actividades sin su permiso. Este comportamiento también incluye vigilarte, revisar tus cosas como celulares o computadoras e incluso administrar tus finanzas.

- Comportamiento superior: Te trata como si fueras inferior. Este tipo de maltrato incluye insultarte, humillarte, burlarse de tus opiniones o ser sarcástico.

- Pelear por todo: Siempre tienes que ir en las puntas de los pies porque por cualquier cosa se molesta y arma conflicto. 

- Expectativas poco realistas: Te exige que satisfagas todas sus necesidades y nunca está satisfecho contigo.


Si ves que estas cosas suceden en tu relación y cuando hablas con tu pareja sobre el tema, intenta negarlo o minimizarlo, no te dejes manipular con que no está sucediendo ni excuses al abusador y mucho menos te engañes a ti mismo. Reconocer y aceptar que eres víctima de abuso emocional es el primer paso para romper el ciclo y poder sanar.


2. PIENSA CÓMO TE AFECTA EL ABUSO EMOCIONAL

Comprender el impacto del abuso emocional es una reveladora forma de romper con el ciclo. Muchas personas que han sufrido abuso emocional tienden a negar su terrible experiencia porque después piensan que no fue tan grave. Pero diversos estudios demuestran que los impactos del abuso emocional son tan importantes y graves como los efectos del abuso físico. 

Cuando comprendes cómo el abuso emocional te impacta, te das cuenta de lo equivocada que está tu pareja y que no estuvo bien lo que experimentaste. Solo así encontrarás las fuerzas y voluntad para no ser más víctima, liberarte, sanar y seguir adelante.

Estas son algunas formas de cómo te impacta el abuso emocional:

- Pérdida del sentido de ti mismo para complacer al abusador y adoptar los calificativos por los que te llama, como que eres un bruto, inútil, tonto, etc.

- Sentimientos de inutilidad y autodesprecio al interiorizar las palabras del abusador.

- Aumento de tu inseguridad porque las palabras del abusador hacen eco dentro de ti.

- Diálogo interno negativo imitando la crítica del abusador.

- Incapacidad de ver tu vida y tu yo de manera realista por la constante humillación e invalidación.

- Miedo a que los demás piensen lo mismo que tu abusador piensa de ti.

- Deseo de aislarte para protegerte de los demás o porque piensas que no los mereces.

- Ansiedad, depresión y otros trastornos mentales.

- Úlceras gástricas, trastornos alimenticios, problemas cardíacos, insomnio y enfermedades relacionadas con el estrés.


También debes pensar en el impacto a largo plazo si continúas en el entorno abusivo. Incluso pueden empeorar y convertirse en abuso físico o sexual y otros tipos de violencia.


3. TÚ ERES TU PRIORIDAD

Debes ponerte a ti mismo en primer lugar. Este paso puede ser todo un desafío después de sentirte tan lastimado por el abuso emocional. Incluso es probable que tu abusador te haga sentir culpable por querer priorizarte. 

Priorizarte te permite reencontrarte contigo mismo. Puede que al principio te siente algo culpable, pero recuerda que mereces que se satisfagan tus necesidades. Así que asegúrate de ponerte a ti mismo primero para reafirmar tu identidad y el concepto saludable de ti mismo mientras sanas. 


Formas de priorizarte a ti mismo:

- Dedica tiempo a actividades de autocuidado y hacer lo que disfrutas.

- Regálate algo cada semana.

- Lleva una alimentación saludable y nutritiva.

- Haz ejercicio y duerme lo suficiente.

- Viste de la manera que a ti te guste, te sientas cómoda y te haga sentir bien.

- Pasa tiempo con tus seres queridos.

- Practica tus pasatiempos favoritos.

 
Puede que tu abusador haya usado algunos de estos puntos en tu contra como obligarte a hacer ejercicio para mantenerte en un peso o figura, o controlar tu comida. Así que en esos puntos puede que te cueste un poco más volverlos a disfrutar. Está bien, haz las cosas que te hagan sentir bien y porque quieres hacerlas.


4. BUSCA AYUDA 

Los abusadores emocionales a menudo aíslan a sus víctimas. Hacen esto para controlarte y controlar que no hables con nadie sobre lo que está sucediendo. Para esto, te separan de las personas que te aman y se preocupan por ti, llenándote la cabeza de ideas tóxicas sobre ellos o simplemente no permitiendo que te reúnas con ellos.

Para romper con el abuso emocional, debes buscar ayuda. Reúne un buen sistema de apoyo. Pueden ser familiares, amigos, grupos de apoyo de personas que hayan pasado por lo mismo y/o terapeutas que te ayudarán a no sentirte solo durante este desafiante proceso, guiarte, conectarte con la realidad y tu identidad, te darán consejos y ayudarán a ser optimista y positivo.


5. CAMBIA LA FORMA EN QUE INTERATÚAS CON TU ABUSADOR

Lo ideal sería que te alejaras de tu abusador, pero desafortunadamente, lo ideal no siempre puede ser. A veces, tienes que seguir interactuando con el abusador de vez en cuando, ya sea porque tienen hijos en común o tienen asuntos pendientes que resolver. Otras veces, el abusador encontrará maneras de estar en contacto contigo para seguir acosarte. 

Pueden haber algunas otras variantes que te obliguen a seguir viendo al abusador, pero independientemente de la situación, para poder romper el ciclo de abuso emocional, debes cambiar la forma como interactúas con el abusador. 

He aquí algunos consejos para cambiar su interacción:


- Establece límites: Debes dejarle claro cuáles son tus nuevos límites y que ya no estás bajo su control. Infórmale qué sucederá si intenta cruzar estos límites y asegúrate de cumplir tu palabra.


- No intentes cambiarlo: Los abusadores pueden cambiar pero no es tu responsabilidad hacerlo. Eso rara vez a funcionado debido a los traumas y problemas con los que carga el abusador. Sólo los abusadores pueden tomar la decisión de cambiar y buscar ayuda profesional para resolver sus problemas, traumas y trastornos. Tú no tienes la culpa de su comportamientos y no puedes salvarlos de sí mismos. Eso sólo depende de ellos mismos.


- Deja de participar

Los abusadores son abusivos porque creen que pueden hacerlo. No permitas que te siga manipulando y maltratando. Esta desconexión les quita el poder y ya no serás un objetivo fácil.
 

Eso sí, debes tener en cuenta que algunos de estos consejos puede que no sean seguros en determinadas situaciones, así que deben tomarse con cautela. Elige opciones que sean seguras para ti. 

Romper con el abuso emocional requiere de cambios, pero si actualmente no puedes incluir alteraciones de comportamiento externas que sean muy evidentes, concéntrate en los cambios internos que debes hacer en ti.

No olvides que no mereces el abuso emocional que recibes, ni ningún otro tipo de abuso. Aprende a romper esas cadenas de manera efectiva. Mereces vivir una vida plena, tranquila y feliz. ¡No te rindas, tú puedes!