Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

EL PERDÓN ES EL MEJOR REGALO QUE TE PUEDES DAR


El perdón puede ser una de las experiencias más gratificantes que puedes darte a ti mismo. Sí, ¡a ti mismo! El perdón es la clave para la libertad.

El perdón es una decisión de abandonar la amargura y el resentimiento hacia una persona o situación. Estás dejando ir los sentimientos negativos. Cuando dejas de enfocarte en cosas negativas, cambias la dirección de tu vida.


Aferrarse a la rabia y los rencores no traerá justicia sobre esa persona ni la responsabilizará por sus malas acciones. El sufrimiento y el dolor sólo te afectan a ti. Aferrarte a eso no te da poder, te deja impotente.

No está en tus manos hacer justicia. Todos tienen que lidiar con las consecuencias de sus actos, tarde o temprano, todos tienen su propio karma. Y aunque no puedas controlar las acciones de los demás, sí puedes controlar las suyas.

A continuación cinco razones por las cuales el perdón es el mejor regalo que puedes darte:


1. EL PERDÓN TE DA UN ESPÍRITU PACÍFICO Y RENOVADO

Cuando perdonas a otros, incluso a aquellos que te hicieron mucho daño, te sientes más positivo y menos estresado. Incluso, puedes experimentar beneficios para la salud como la presión arterial más baja. Es importante perdonar a los demás, no porque se lo merezcan, sino porque tú mereces la paz. Te mereces sentirte renovado y curado.


2. PERDONAR TE PERMITE ENFOCARTE EN TUS METAS

Cuando alguien te lastima u ofende, se crean sentimientos negativos de amargura y rencor. No te permitas pagar ese precio tan alto. A menudo, enfocarte en el pasado y el dolor te impedirán disfrutar de las maravillas del hoy y el potencial del mañana. Cuando te permites perdonar a los demás de inmediato, puedes concentrarte en lo que realmente importa, tus metas, sueños y el propósito de tu vida.


3. EL PERDÓN ATRAE MÁS AMOR A TU VIDA

Cuando perdonamos, reconocemos que todos somos imperfectos y que cometemos errores. Con esta nueva perspectiva de mente abierta y compasiva, podemos aprender a perdonar fácilmente y enviar buenos deseos incluso a aquellos que sentimos que deberíamos odiar.

Perdonar a otros se trata de liberarse del papel de víctima. Cuando ya no te veas como un víctima, encontrarás que las personas te tratarán mejor y tendrás que perdonar menos. Abrirás tu vida a más amor y expandirás tu conciencia a una mayor frecuencia de amor.


4. EL PERDÓN TE PERMITE TENER MÁS ENTENDIMIENTO Y COMPASIÓN

Abrazar el perdón es maravilloso y puede generar sentimientos positivos de comprensión, compasión y empatía por las personas que te han hecho daño. Lo creas o no, todos están haciendo lo mejor que pueden, con lo que tienen. Todos somos seres positivos y amorosos por naturaleza. Pero cometer errores también es nuestra naturaleza. 

Con tanto dolor en el mundo, puede ser difícil verlo de esta manera. Pero veamos la vida como nuestra escuela y a nosotros como sus estudiantes y también maestros.

Esta nueva perspectiva nos permite tomar el dolor y trascenderlo a lección. Entonces, ya no seguirás repitiendo el mismo dolor. Todos llegan a nuestra vida para enseñarnos algo.


5. EL PERDÓN NOS PERMITE TOMAR EL CONTROL DE NUESTRA PROPIA FELICIDAD

La Ley de Atracción que aquello que deseemos, lo atraemos y que nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior. Siempre tenemos la capacidad de tomar el control de nuestra propia  vida y felicidad cuando asumimos la responsabilidad de nuestras emociones.

No importa el caos que nos rodea, cuando podemos mantenernos centrados desde nuestro interior y tomar decisiones sabias y madura, como el perdón, allanamos el camino para una vida llena de amor y felicidad. Pero si permitimos que otros roben nuestra paz y alegría, esencialmente les estamos dando el poder de controlar nuestra vida.


El perdón es un compromiso, es un estilo de vida. Estás dejando ir y abriéndole espacio al amor y felicidad.

Si consideras que perdonar es muy difícil para ti, está bien. Da un paso a la vez y vuelve a leer los consejos anteriores. Reflexiona sobre los efectos que ha tenido esa amargura y rencor, en tu vida, salud, bienestar y felicidad. Luego, piensa y decide liberarte de ese dolor.

Sabrás que realmente has perdonado cuando puedas pensar en esa persona y sentirte bien por ella. Algún día incluso puedes sentirte bien con ellos y llevándolo aún más lejos, incluso podrás ver a esa persona, y hasta abrazarla, sin sentir ninguna emoción negativa.

Pero, da el primer paso. Toma la decisión de perdonar. ¡Te lo mereces!