Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

7 MANERAS DE APOYAR A ALGUIEN CON DEPRESIÓN


La depresión es una de las cosas más difíciles de superar. Las personas tienen sentimientos de derrota, tristeza, desesperanza, ansiedad, inutilidad, melancólico, falta de ánimo, vacío e incluso sienten dolores físicos. Muchos nos hemos sentido así pero por periodos cortos. Las personas con depresión llevan siéndose así durante mucho, mucho tiempo.  

Ciertas personas son más propensas a padecer depresión que otras. Estas personas son más responsables, exigentes, minuciosas, con baja autoestima, perfeccionistas, con un elevado sentido del deber y del respeto y baja tolerancia al fracaso.





Las causas de la depresión pueden ser muy variadas; hereditarias, por comportamientos aprendidos desde niños, pérdidas emocionales o físicas, pérdidas laborales, entre otras.

Si alguien cercano a ti ha sido diagnosticado con depresión, es importante que comprendas que debes estar allí para tu ser querido y que va a necesitar mucho de tu apoyo.

A continuación te damos siete maneras en las que puedes apoyarlo:


1. INVESTIGA Y ENTIENDE LA DEPRESIÓN

Es importante que sepas de qué se trata, qué experimenta el cuerpo y la mente durante la depresión. Existen al menos nueve clases principales de depresión. Cada una tienes sus propios síntomas y tratamientos diferentes.

Comprender esto te dará una mejor perspectiva, los pasos que debes seguir y será menos probable que critiques o juzgues a tu ser querido.


2. ESTAR PARA ELLOS

Teniendo el conocimiento sobre la enfermedad, debes estar ahí para ellos. Ten paciencia porque pueden estar irritables y tener comportamientos desagradables. No lo tomes personal, ya que es producto de su enfermedad. Puedes acompañarlo en silencio, no es necesario que digas nada, lo importante aquí es tu presencia.




3. MUÉSTRALE LAS COSAS BUENAS DE SU VIDA

No les digas cómo deben sentirse ni cuán agradecidos deben estar. Simplemente diles lo amados que son y que tienen gente que se preocupa y piensa en ellos todo el tiempo.


4. NO JUZGUES

Este punto es muy importante y debe asimilarse completamente. La mayoría de personas que tiene depresión ya se están avergonzados y debilitados, así que criticarlos o juzgarlos empeora aún más esta dura y desafortunada situación. Esto puede hacer que se aislen, cosa que es contraproducente para tu ser querido.

Recuerda que la depresión no es un defecto de personalidad sino una enfermedad médica de origen químico con años de investigación.


5. SÉ AMABLE CONTIGO MISMO

Si tienes un familiar o un amigo que sufre depresión, puede ser muy difícil para ti aceptar el hecho que no hay mucho que tú puedas hacer.

La depresión es una batalla y puede llegar a ser muy larga. Puede que a veces te sientas derrotado y sin saber que más hacer. No olvides que tú das lo mejor de ti pero no todo depende de ti, los médicos y terapeutas ayudarán a tu ser querido a resolver este problema. Lo mejor que puedes hacer es mostrarle tu amor y apoyo incondicional mientras luchan esta batalla.


6. CUÍDATE A TI MISMO

Ayudar a un ser querido en la lucha contra la depresión puedes ser agotador y difícil, tanto mental como físicamente.

Si te sientes débil y estresado, asegúrate de tomarte un descanso y concentrarte en ti y en tus propias necesidades. Duerme lo suficiente, aliméntate bien, relájate y dedícate tiempo a ti mismo.




7. ESTIMULA EL TRATAMIENTO

Muchos personas con depresión ni siquiera se dan cuenta que la padecen y menos buscan el tratamiento adecuado. Algunos simplemente les avergüenza admitirlo y otros creen que con el tiempo y la fuerza de voluntad lo superarán.

Pero esto no es así. Las personas con depresión sólo mejoran a través de tratamiento médico, terapia, alimentación adecuada, inspiración positiva o una combinación de varias o todas.

Si hizo bien su investigación sobre la depresión, sabrá reconocer las señales y síntomas. Así podrá alentar y discutir con su ser querido las opciones de tratamiento.


La depresión es una enfermedad grave y debe tratarse lo antes posible. Si su ser querido se opone o muestra comportamientos preocupantes, debes comunicarte con un médico o un profesional de la salud mental para obtener asesoramiento.

Al apoyar compasivamente a tu ser querido con depresión, no sólo lo estás ayudando en este momento difícil, puedes incluso estarle salvando la vida.