Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

10 MANERAS DE PERDER LAS LONJITAS SIN EJERCICIO


Eliminar las lonjas puede ser un gran desafío, especialmente porque están en un área del cuerpo que no tiene mucha actividad. Hacer ejercicio es una manera inteligente de deshacerse de ellas pero no es la única.

Si bien te tomará más tiempo deshacerte de las lonjitas sin hacer ejercicio, no es imposible.

Aquí tienes diez maneras de hacerlo:


1. CORTA EL AZÚCAR

El azúcar es una excelente fuente de energía para nuestro cuerpo, pero si no hacemos mucha actividad física no la quemamos y termina convirtiéndose en grasa.

Dado que el azúcar se convierte en grasa, el primer paso para derretir las lonjas es reducirla. Esto implica reducir dulces como galletas, pasteles, bebidas azucaradas y refrescos.

Afortunadamente, los azúcares naturales en las frutas tiene una composición química diferente, así que trata de comer frutas la próxima vez que tu cuerpo te pida azúcar.


2. MANTENTE ACTIVO

No, no hablamos de hacer ejercicio sino de mantenerte activo durante el día, realizando tus actividades normales pero moviéndote para quemar esa grasa que tienes de más.

Intenta caminar en lugar de conducir distancias cortas, subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor, mantente de pie y ocupado la mayor parte del tiempo.


3. LÍMITA LOS ALIMENTOS GRASOS

Al igual que los azúcares, los alimentos grasos también conducen a la acumulación y retención de grasa. Evita las grasas saturadas, ya que para el cuerpo es muy difícil descomponerlas.

En su lugar, consume alimentos con grasas no saturadas porque te ayudarán a sentirte satisfecho más rápido. Las grasas no saturadas se pueden encontrar en alimentos como aceites vegetales, maní, pescado graso y otros frutos secos.


4. RELÁJATE

El estrés puede dañar tu cuerpo y también puede afectar tu peso. Bajo el estrés liberas cortisol que favorece el aumento de peso. Trata de pasar tiempo para relajarte para darle a tu mente y cuerpo un descanso de tu rutina diaria.


5. AUMENTA LAS PROTEÍNAS

Aumentar la cantidad de proteínas que consumes puede ayudarte mucho. Producen saciedad y será menos probable que comas en exceso. Además tu cuerpo usa las proteínas para desarrollar músculos y estos usan las grasas como fuente de energía para alimentarse.


6. REDUZCA EL ALCOHOL

El alcohol tiene muchos efectos nocivos para el cuerpo y el peso es uno de ellos. El alcohol actúa como sedante, ralentizando las funciones del cuerpo y reduciendo la adrenalina.

Aumenta la actividad del sistema nervioso parasimpático, que regula el apetito. Esta mayor actividad hace que aumente el apetito y te llevará a comer más de lo que comes normalmente. Al ralentizar el metabolismo del cuerpo, no procesará bien los alimentos y por tanto tampoco quemará calorías tan rápido como debería.


7. MANTENTE MOTIVADO

Te sorprenderás lo que una actitud positiva puedes cambiar tu vida. Mantenerse motivado y no dejarse desanimar puede ayudarte a perder peso, simplemente al aumentar la posibilidad de mantener hábitos saludables y cumplir tus objetivos.

Si te desanimas, serás más propenso a hacer trampa con su dieta, volver menos activo o darse por vencido y ganar más peso del que ya perdiste.


8. EVITA ALIMENTOS PROCESADOS

Los alimentos procesados contienen muchos ingredientes que son perjudiciales para la salud en general. El cuerpo no procesa fácilmente la mayoría de estos ingredientes, lo que lleva a aumentar de peso, sube los niveles de azúcar en la sangre, entre otros problemas.


9. PON ATENCIÓN A TU APETITO

Presta atención a cómo te sientes después de comer. Comer despacio te ayuda a saciar tu apetito y evitar que comas en exceso. Tu estómago no envía la señal de que está lleno inmediatamente, así que, si comes rápido, provocará que te excedas, terminando con la barriga hinchada y demasiado lleno.

Práctica hábitos alimenticios conscientes te ayudará a reducir tu peso al disminuir el consumo de alimentos en exceso y que son prejudiciales para tu cuerpo. Además, puedes planificar hacer comidas más pequeñas pero más frecuentes en lugar de comidas más abundantes. Esto ayuda a mantener tu cuerpo alimentado y comerá menos durante el día.


10. MANTENTE HIDRATADO

La mayoría de personas no saben cuán importante es el agua para las funciones vitales del cuerpo. El agua ayuda en estos procesos:

- Regula el metabolismo

- Elimina toxinas

- Balancea los fluidos del cuerpo


El gran problema es que muchos reemplazan el agua por bebidas deportivas o azucaradas y esto suma muchas calorías al cuerpo.

El agua proporciona muchos beneficios y es esencial para la mayoría de las funciones del cuerpo, por lo que mantenerse hidratado no sólo te ayudará a perder peso, sino que también te sentirás más saludable en general.

Así que si tratas de deshacerte de las lonjitas sin hacer ejercicio, es posible, pero tomará más tiempo. Sólo asegúrate de mantener hábitos alimenticios saludables y trata de mantenerte activo la mayor parte del día. ¡No te rindas!