Ser feliz es una decisión.

LO NUEVO

10 RAZONES POR LAS QUE MÁS PELEAN LAS PAREJAS Y CÓMO EVITAR QUE DESTRUYA TU RELACIÓN


Existe un concepto erróneo en la cultura popular de que la pareja perfecta nunca pelea. Por el contrario, no debes evitar las peleas o desacuerdos con tu pareja, los problemas reprimidos te llevarán a ser pasivo agresivo y esto será más perjudicial para tu relación de pareja.

Por supuesto que la confrontación siempre es molesta y llegar a ser horrible, especialmente con tu pareja. Pero debes aceptar el hecho de que todas las parejas tienen peleas similares y realmente, aun cuando sientas que es el fin del mundo, no lo es.


Pero, ¿por qué es saludable para una relación soportar algunos momentos difíciles de vez en cuando? Bueno, para empezar, hay una forma correcta e incorrecta de discutir o pelear.

No pelear por pequeñeces y tenga en cuenta su tono al momento de discutir, saque todo pero sin ofender, controle sus palabras. Las peleas son una excelente manera de expresar los problemas que no se dirían de otro modo. Reprimir no es saludable y una discusión es una buena manera de dejar ir las emociones negativas. Algunas personas crecen en un entorno familiar conflictivo que están convencidos de que está es la única forma de que una relación funciona, pero tampoco es así. Todos los extremos son malos.

"Amor no es cuando no hay peleas. Amor es cuando, una vez que termina una pelea, el amor sigue ahí." - Anónimo

Si sientes que estás peleando demasiado con tu pareja, aquí les dejamos algunas peleas de pareja frecuentes y cómo evitar que perjudiquen tu relación de pareja:


1. Cuando se desquitan el uno con el otro.

Esto es casi inevitable cuando una pareja vive junta. Después de un largo y estresante día en el trabajo, a veces lo único que puedes hacer es quitarte la frustración con otra persona. Desafortunadamente esa persona es la más cercana que tienes frente a ti, tu pareja. Trata de reconocer lo que sientes y cuando tengas ganas de arremeter contra alguien, detente, respira profundo y cuenta hasta diez, lentamente, podrás sentir cómo tu ira se disipa.


2. Cuando crees que tu pareja no se compromete

¿Sientes que hacen sólo lo que tu pareja quiere? ¿Sientes que sólo ven los programas que tu pareja elige? Sea cómo sea, sientes que tu relación no está equilibrada.

Trata de remediar eso alentando la comunicación y tu participación en las decisiones. Empieza por las decisiones más pequeñas, pasos pequeños son la clave para resolver esto.


3. Cuando se mudan juntos

Ya de por sí mudarse juntos es un gran paso y es normal estar nerviosos en un principio. El acto en sí puede generar peleas, a menudo por cosas intrascendentes, como por espacios en su nueva casa o por quién debe lavar los platos o ir de compras. Siempre trata de descubrir por qué estás peleando, si vale la pena y resuélvanlo dialogando.


4. Cuando no tienen suficiente intimidad

Este punto es increíblemente importante en una relación. Cuando falta, tiendes a buscar peleas al respecto. Intenta atraer a tu pareja hacia la intimidad en lugar de pelear y hacerlos sentir culpables. Ayuda a tu pareja a sentirse relajado y cómodo, y luego use sus encantos, nunca se sabe cómo reaccionará.


5. Cuando hay desacuerdos por dinero

Existe un concepto muy anticuado de que una sola persona de la pareja debe ser la encargada de las finanzas de la familia. Hoy en día, en la mayoría de parejas son ambos trabajan y traen el sustento de la familia. Aún así, a menudo, el dinero y su forma de gastarlo puede llevar a peleas de pareja.

Para resolver esto, intente llegar a un acuerdo de que cada uno tenga una independencia financiera y dividirse la cuentas que deben pagar según los ingresos de cada uno.


6.  Cuando algunas cosas te causan sospechas

Siempre debes confiar en tu pareja lo suficiente como para no querer espiar o controlarlo. Si no confías, cosas que está muy mal, habla con tu pareja sobre tus dudas sin alterarte y traten de resolver juntos o con ayuda profesional, estos problemas de confianza.


7. Cuando surge el compromiso

O simplemente están dando el siguiente paso, ya sea comprar una casa o tener un bebé. Si tu pareja no está lista, no presiones. Solucionen esto hablando, comunicándose, así descubrirán qué es lo que los asusta. Comprender esto desde la perspectiva de tu pareja hará toda la diferencia.


8. Cuando sientes que no te escucha

A pesar de vivir juntos, cada persona necesita su espacio de vez en cuando. A veces cuando sientes que hablas con una pared, hay una razón más profunda detrás de esto. Intenta descubrir de qué se trata. Puede ser que tu pareja esté pasando por cosas difíciles y abrumadoras. Ayúdalo con esto y verás cómo mejora su comunicación.


9. Cuando no hacen sus quehaceres

Esta es una pelea bastante trivial, pero muy común.
Especialmente cuando viven juntos. Intenten establecer rutinas para las tareas del hogar. Asegúrense de que cada uno sepa sus deberes. La carga no debe llevarla una sola persona de la pareja. 

A veces, sólo tienes que dejar todos los platos en el fregadero durante la noche para que entienda que no se lavarán solos. 


10. Cuando son temporadas especiales

La Navidad y otras fiestas especiales es un momento peculiar para una pareja, ya que tienen que decidir con qué familia pasarán estas fechas. Las peleas pueden surgir fácilmente por esto. Remédienlo tomando turnos cada año o fiesta de por medio. De está manera todos estarán felices.


Extra: Cuando valoran más a sus amigos

O eso es lo que crees.  Si constantemente piensas que tu pareja está más con sus amigos que contigo, puede darte celos y convertirlo en una pelea. Intenta contenerte, porque son tus celos hablando. Tal vez puedas unirte con tu pareja para salir con sus amigos o con los tuyos. Podrías terminar divirtiéndote.

Por último, las peleas y confrontaciones siempre son estresantes pero la comunicación es la clave para mantener la mente y el corazón abiertos. Mientras hablen y se mantengan positivos, estas peleas serán cosas del pasado.